Cine: una trampa de tensión y resistencia

Perdida (Gone Girl), cinta estrenada en 2014, es una de esas pocas películas ante las que nadie puede ser indiferente. Su director, David Fincher (Fight Club, Benjamin Button, The social network) ha demostrado ya su capacidad para hacer temblar al público y llevarlo a situaciones límite (físicas y psicológicas).

Amy, autora de libros infantiles, atraviesa una crisis marital. El día de su quinto aniversario de boda, Nick Dunne, su esposo, vuelve a la casa y encuentra rastros de violencia y ni una señal de Amy. Una libreta donde ella escribía su diario íntimo, sumado a la apatía y mediocridad de Nick, llevará la trama a un nuevo plano donde se entrecruzan la historia de la mujer desaparecida con la perspectiva del esposo, y en el que el espectador tendrá que poner en tela de juicio cada movimiento y palabra de los personajes. Eso, claro, hasta que se descubra el centro de la acción y se rompan todos los hilos de la historia, mostrando la visceralidad y destrucción de las relaciones de pareja.

poster

Gone Girl
Estados Unidos, 2014.
Dirigida por David Fincher, con Ben Affleck y Rosamund Pike.
La encuentras en Google Play por $150.