Cineteca Nacional: el paraíso de los cinéfilos chilangos

La Cineteca Nacional es uno de los recintos más importantes para cineastas y amantes del séptimo arte. El año pasado tuvo más de un millón de visitantes. Puedes ir a ver películas, comprar libros, juguetes y hasta tomar diplomados

El 17 de enero de 1974 comenzó una nueva etapa para el cine mexicano: se inauguró la Cineteca Nacional. En aquel entonces se encontraba en los Estudios Churubusco, en Tlalpan. La antigua Cineteca tenía tres salas y la primera película que se proyectó fue El compadre Mendoza, de Fernando de Fuentes. En 1980 se realizó el primer Foro Internacional de Cine.

En 1982, la Cineteca sufrió un incendio, por lo que fue trasladada a la Plaza de los Compositores. Volvió a abrir sus puertas tras dos años de construcción y así se mantuvo hasta 2011, año en el que fue restaurada. Se abrieron seis salas nuevas, la Videoteca, el Laboratorio de restauración y el Centro de documentación, que cuenta con el acervo bibliográfico de cine más grande de América Latina.

Hay ciertas anécdotas que no son tan conocidas en torno a este recinto. Por ejemplo, en 1974, durante el estreno de la película Naranja mecánica, de Stanley Kubrick, varios asistentes que se quedaron sin boleto dieron un portazo, dañando las taquillas del lugar. La cinta fue un éxito y permaneció en cartelera por más de cuatro meses.

(Fotos: Eduardo Carmona)