La CDMX en el tiempo: la vida cotidiana en la colonia Centro

La colonia Centro cuenta con museos, restaurantes, galerías, cafeterías, hoteles, cantinas, bares y hasta recintos musicales; por eso es una de las más visitadas por los chilangos de corazón 

Cuando el primito, la tía, el amigo o cualquier conocido llega a la Ciudad de México lo primerito que deben conocer es el corazón que todos los chilangos compartimos: sí, la colonia Centro o el Centro Histórico, como mejor se le conoce. Es en el centro de la ciudad donde pasa de todo, es imposible aburrirse —no importa si vas solo o acompañado—, siempre habrá algo que hacer en nuestro tan querido y amado Centro.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: LA CDMX EN EL TIEMPO: RESTAURANTES

La historia de esta colonia no puede ser contada sin sus habitantes, así que en esta CDMX en el tiempo podrás ver fotos de escenas cotidianas que pasaron en sus calles.

Fue en el Centro Histórico donde nació la Ciudad de México. Fundada en 1325, fue la sede del gobierno azteca que controlaba varios territorios cercanos y más tarde, con la colonización, se convirtió en la sede del Virreinato de la Nueva España.

Era conocida en náhuatl como in altepetl que significa “el corazón de la ciudad”; para el 11 de abril de 1980 cambió a como lo conocemos el día de hoy: Centro Histórico de la Ciudad de México por decreto presidencial. La colonia Centro forma parte de la delegación Cuauhtémoc y está conformada por más de 600 calles.

Al termino de la Revolución Mexicana la ciudad fue cambiado. En los años 30 —a través de varios decretos— comenzó la protección del Zócalo, de la calle Moneda y demás calles que contenían recintos importantes.

La colonia Centro cuenta con más de 1,500 edificios que resguardan edificios religiosos y civiles, hospitales, administrativos, educativos, culturales y de habitación cuya antigüedad va del siglo XVI al XX. No por nada el Centro es catalogado como el más importante de América.

En números: el centro tiene 67 monumentos religiosos, 129 monumentos civiles, 743 edificios históricos, 6 templos modernos, 17 edificios ligados a hechos o personajes históricos, 78 plazas y jardines, 19 claustros, 26 fuentes o monumentos conmemorativos, 13 museos o galerías, 12 sitios o edificios con pintura mural todos ellos construidos entre los siglos XVI y XIX.

El centro ha vivido momentos claves para la vida del país. Desde las ya conocidas manifestaciones, festivales y exposiciones hasta el traslado del monolito de Tláloc (cuya llegada coincidió con una tormenta). O las inundaciones que ha vivido la ciudad.

La historia de la CDMX y de nuestro país no puede ser contada sin mencionar el Centro Histórico ya que ha sido uno de sus testigos principales.

(Fotos: Facebook La Ciudad de México en el tiempo)