A pie por la… tradicional colonia San Miguel Chapultepec

Caminar por la San Miguel Chapultepec te permite tener contacto con galerías de arte, construcciones súper antiguas y hasta con casas embrujadas.

Muy cerquita del Bosque de Chapultepec (de hecho, cruzando la calle) se encuentra esta colonia perteneciente a la delegación Miguel Hidalgo. Se dice que tuvo su origen en los primeros años del siglo XX cuando las familias Escandón y De Teresa fraccionaron sus huertas.

Todas sus calles llevan nombres de generales y, a pesar del tiempo, todavía albergan enormes construcciones antiguas, algunas abandonadas, otras discretamente habitadas y las de mayor suerte convertidas en centros culturales.

A diferencia de las vialidades que limitan la colonia, el centro es mucho más tranquilo. En sus estrechas calles se alzan casas antiguas, comercios familiares, fondas y enormes iglesias que le dan a la San Miguel Chapultepec un aire tradicional, donde el estrés de la Ciudad de México queda un poco amortiguado.

Sin más demoras, acompáñanos a conocer los encantos de esta colonia.

Mercado El Chorrito

Aunque su nombre oficial es Plutarco Elías Calles todos conocen a este mercado como el Chorrito, título que se adjudicó debido a que hace muchos años los vecinos tenían que romper la tubería para poder obtener aunque sea un chorrito de agua.

Fue fundado en 1955 y su zona fuerte es el área de comida, pues hay para todos los gustos: fruta, tortas, tacos, enchiladas, consomé y hasta mariscos. También hay barbacoa, pero para que la disfrutes más te recomendamos ir los fines de semana.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: A PIE POR LA COLONIA FEDERAL Y SU FORMA DE TELARAÑA

Casas antiguas

En contraste con los edificios departamentales y las enormes casas relativamente nuevas, es posible ver algunas construcciones bastante antiguas. Algunas de ellas están abandonadas y otras no; sin embargo, todas son testigos fieles de una época que parece muy lejana.

Sin embargo, hay una que sobresale del resto. La llamada Casa del Tiempo del tiempo de la Universidad Autónoma Metropolitana era una lujosa mansión habitada por Ezequiel Padilla, quien ocupó hace algunos ayeres varios cargos públicos, incluyendo el del Secretario de Educación.

A pesar de haber pasado algunas restauraciones, la casa se mantiene relativamente igual y es un claro ejemplo de cómo vivían las familias adineradas de dicha colonia. Actualmente se realizan talleres y exposiciones en el sitio, lo que lo convierte en un lugar lleno de cultura y arte.

 Galerías de arte

Si hay algo que abunda en la San Miguel Chapultepec son las galerías. Mientras caminas por sus estrechas calles, te puedes encontrar con varias de ellas como la de Kurimanzutto, Galería Enrique Guerrero y muchas más.

Una que destaca entre todas es la Galería de Arte Mexicano (GAM) fundada en 1935 y considerada la primera que se estableció en la Ciudad de México. En sus exposiciones llegó a colocar pinturas de Diego Rivera, Rufino Tamayo, José Clemente Orozco y muchos más.

Actualmente organizan exposiciones en la Ciudad de México y en otros sitios de la República Mexicana y el mundo.

Iglesias

Esta colonia de forma triangular tiene dos iglesias. La primera es la Parroquia de San Miguel Arcángel, que fue construida durante la primera mitad del siglo XX y es bastante pequeña. A diferencia de otras, no cuenta con atrio, de hecho su entrada está a pie de calle.

La segunda es la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen, “La Sabatina” que literalmente se encuentra al otro lado de la colonia. Es un recinto enooorme cuya historia comenzó en 1910; no obstante, el título de “parroquia” le fue dado hasta 1972.

En su interior destacan las figuras religiosas y los coloridos vitrales elaborados por P. Gerardo López Bonilla, famoso personaje del arte sacro. La parroquia es administrada por los carmelitas descalzos y visualmente impone muchísimo, no sólo por su tamaño sino por los detalles de su estructura.

La Poblanita

En la San Miguel Chapultepec existen muchos lugares emblemáticos de comida, entre ellos La poblanita de Tacubaya. Tal como lo dice su nombre, aquí la comida poblana es la especialidad. Nació por ahí del año de 1947 con el objetivo de preservar las recetas de la comida mexicana.

 Ahora que si quieres probar algo diferente puedes ir a Hare Krishna, el cual cuenta con un menú vegetariano. Fuera de la comida, tienen otras actividades propias de esa cultura, por lo que es un lugar excelente para conocer algo nuevo.

Leyendas

En el último rinconcito de esta colonia (literalmente), nos encontramos con la casa de la Moira; la cual se volvió muy famosa debido a los terroríficos relatos que hablan de ella. Según la leyenda, durante la década de los 70 un niño entró a la casa y vio a un infante colgado, lo que lo hizo huir del lugar. Años más tarde regresó a la casa; sin embargo, ya no pudo salir con vida, pues murió colgado.

Hace un par de años era un Centro Cultural; sin embargo, hoy en día la casa se encuentra casi en el abandono y hay quienes afirman que a ciertas horas del día un hombre suele asomarse por la ventana.

(Fotos: Karla Almaraz, Karen Andrade y cortesía)