Cuatro lugares para probar caldo de gallina en la ciudad

Para esta temporada de frío, para cuando estás enfermo o crudo, un caldito de gallina puede ser la salvación. Prueba este clásico platillo servido con arroz y garbanzos, en uno de estos tradicionales lugares

Sazón casero

La sazón de la Hostería de Santo Domingo te recordará a la comida de tu abuelita. Prueba su caldo de gallina, lo puedes pedir sencillo, que lleva sólo la pieza y cuesta $40, o con verduras que tiene un costo de $50. Este lugar tiene 156 años deleitando a los chilangos gastronómica y visualmente, pues el lugar está lleno de papel picado y su menú está hecho en un vitral.

Hostería de Santo Domingo

Belisario Domínguez 70 y 72, col. Cuauhtémoc

Lugar de especialidad


En este lugar son expertos en platillos hechos con pollo y el caldo de gallina es una de sus especialidades. Puedes pedir el caldo chico, pero te recomendamos elegir el grande, para que escojas qué pieza quieres: mollejas, alas, pechuga, muslo, patas, cabeza, huacal… lo mejor es que puedes pedir más de una pieza, el precio varía dependiendo de qué pidas.

El pollito de Iztacalco

Av. Ferrocarril de Río Frío, Mz. 16 Lt. 6, col. El Rodeo

Para comer en el centro

Date un rol por Caldos Indianilla, donde podrás probar un riquísimo caldo de gallina. El lugar recibió su nombre en memoria de la estación de ferrocarril Indianilla. El tamaño del plato es regular y el precio varía según la pieza de gallina que prefieras. Y claro, como buen caldo, va acompañado con garbanzos, arroz y diversos condimentos.

Caldos Indianilla

Delicias 10, local C, col. Centro

El Clásico

Los Caldos de Portales es uno de los lugares más famosos de la colonia y su especialidad es, como su nombre lo dice, los caldos de gallina. A lo largo de 16 años ha ido mejorando su receta, lo sirven con arroz, garbanzos y una pieza grande de gallina, la cual puedes escoger. Te recomendamos terminar de darle sabor a tu caldo con una de sus salsas.

Los Caldos de Portales

Víctor Hugo 88, col. Portales

 

Fotos: Akari 

Compartir
Artículo anteriorHurra: el luto de un millennial
Artículo siguienteCrucigrama 6 de Diciembre 2016
Comunicóloga por la UNAM. Tiene una relación de amor-odio por la CDMX. Le gusta el café y corregir ortografía.