Manual para ganar un debate

Nacho Lozano escribe sobre qué instrucciones deben seguir los políticos basura para ganar debates

Estas son las instrucciones que deberán seguir los políticos basura que quieran ganar debates

Formato de quinta

En nuestro país a los candidatos se les cuida, no se les cuestiona. Ahí están los debates en entidades como Coahuila, Nayarit y sobre todo en el Estado de México. El formato del remedo de debate solo debe permitir monólogos sin sentido, pero nunca la confrontación, ni la interrupción, ni la rudeza para señalar mentiras

Maratón de tonterías 

Los candidatos pueden decir cualquier cantidad de mentiras para llevarse aplausos, al fin que —como dice la anterior instrucción— no habrá quien le señale que lo que promete es imposible o una imprudencia, ya que los formatos del debate no permiten que el periodismo que verifica las palabras que escupen los candidatos se haga presente.

La virgen me habla

La clave de los debates en México es no responder acusaciones o preguntas sobre uno mismo. Si nos acusan de productos, hagámonos como el Tío Lolo (pendejo solo); si nos muestran pruebas de la impunidad de la que, nosotros y nuestros grupos políticos, nos hemos beneficiado, usemos la máxima del Chupacabras pelón y orejón: ni los veo ni los oigo.

Técnicas baratas

Los debates en México se ganan solamente a través de mentiras, diarrea de ocurrencias, acusaciones falsas, ateniéndose al guion, mintiéndole al público (al que cada vez menos le importan esos remedos de debates), sonriendo a la cámara, se gaban sin preparación y administrando el tiempo con monólogos estúpidos y aburridos.

Yo gané

Recuerde: además de seguir al pie de la letra la instrucción inmediatamente anterior, lo más importante siempre es proclamar que ganamos el debate. Aunque nuestra actuación haya sido un verdadero desastre, aunque los demás también insistan en que ellos fueron los ganadores, lo importante es decir que entre el excremento, uno es el rey… o la reina.

Compartir
Artículo anteriorDeleitarse con la música
Artículo siguienteEdición impresa: 12/05/2017
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.