Las estéticas ambulantes del tianguis de La Lagunilla

Porque tú lo pediste y sabemos la falta que te hace tu hojalatería y pintura, te mostramos las estéticas, el tipo de cortes y el costo de las estéticas ambulantes del tianguis de La Lagunilla.

Porque tú lo pediste y sabemos la falta que te hace tu hojalatería y  pintura, te mostramos las estéticas, el tipo de cortes y el costo de estos salones de belleza ambulantes del tianguis de La Lagunilla. 

Visitar el tianguis dominical de la Lagunilla es sumergirte a un mundo poco imaginado, donde ricos, pobres, jóvenes y viejos se reúnen por igual para hacer el famoso shopping. Pero más allá de las frutas y verduras, lo que los compradores de este mercado sobre ruedas encontrarán son grandes sorpresas.

ESTO TE PUEDE INTERESAR:EL MERCADO DE LA LAGUNILLA, ENTRE RELIQUIAS, MINK Y COMIDA INTERNACIONAL

Delimitado por Paseo de la Reforma y López Rayón, desde muy temprano sobre las calles de Libertad, Allende, González Bocanegra y Matamoros se colocan coloridos e improvisados puestos de metal, cubiertos con lonas, en su mayoría de color amarillo.

Antigüedades 

Este singular tianguis es famoso desde hace varias décadas por la venta de antigüedades que incluyen  fotos, cámaras fotográficas, libros, muebles y ropa, incluso se rumora que de este sitio salieron varias piezas de arte que están expuestas en algunos museos de la Ciudad de México.

Estéticas ambulantes 

Pero además de antigüedades, para sorpresa de muchos, desde hace unos años sobre la calle de Comonfort se colocaron algunas estéticas ambulantes, donde los maestros de la tijera se comprometen a hacerte el corte que siempre soñaste por unos cuantos pesos.

Ante la mirada de los curiosos, los estilistas de estos coloridos salones de belleza, los cuales están decorados con  creativas lonas que simulan ser paredes, sillas giratorias, grandes espejos y todos los utensilios dignos de una estética, trabajan a marchas forzadas.

Porque con música se trabaja mejor 

Alrededor de cuatro chicos bailan al ritmo de electro en la espera de aquellas personas que buscan un cambio drástico en su aspecto, y es que los estilistas comentan que en este tianguis la gente es muy atrevida y siempre buscan innovar.

Trabajan contra reloj 

Sin importar el largo o lo complicado del trabajito, estos especialistas de la belleza se tardan en promedio 10 minutos en cada corte, y aliandose de la secadora, plancha, gel y silica rematan con el elaborado peinado. Si vas por un corte, te advertimos que el tiempo promedio que tardan por cada corte es de alrededor de 20 minutos, aunque no falta el quejumbroso que se queja de la espera.

Por puro gusto  

La mayoría de los estilistas que religiosamente se juntan cada domingo en este tianguis para instalar sus improvisados puestos de belleza, con coloridas lona, y escandalosas bocinas tienen su negocio establecido, sin embargo todos coinciden en que trabajar en este gran mercado es más divertido porque los asistentes son más atrevidos y alivianados al pedir el corte de cabello.

Solo son cortes 

Aunque no lo parezca, estos artistas de la tijera tienen una limitante: el agua, debido a que no cuentan con un lugar de dónde obtener este vital líquido, su trabajo se restringe en cortes de cabello, depilado de cejas, uñas y extensiones; porque si por ellos fueran harían servicio completo, incluyendo tintes y permanentes, pero no se puede.

Barber Shop

Con las mejores técnicas para hacer la barba, desde hace algunos años Héctor, quien es del norte del país, trajo a la Ciudad de México algunos métodos para dejar como nuevas las caras de los vanidosos caballeros, que por 100 pesos podrán presumir su delineada barba. Un punto importantes que debemos aclarar es que después de cada corte, Héctor tira las navajas que usó, así que ve con toda la confianza del mundo.

Dónde: sobre la calle de Comonfort, col Morelos, Cuauhtémoc

Horario: de 11 a 18 horas

Costo: cortes de 80 y 140 pesos, dependiendo del puesto, barba 100 pesos

(Fotos: Dulce Ahumada)