Encuentro de danza trae todo el hip hop al Cenart

PURO BAILE

El B-boy Alien Ness creó el World Octagon, competencia de break dance donde la clave es el control del cuerpo. El enfrentamiento uno a uno consiste en aventar tus mejores pasos dentro de un escenario delimitado por conos que forman un octágono; el chiste y la única regla es no tirar ninguno de ellos mientras realizas tu rutina. El propio Ness será MC del concurso mientras que DJ Frank le da a la música y los jueces Miss Lee, Cirujano y PopMaster Fabel serán los jueces.

¿DÓNDE?
Teatro Raúl Flores Canelo, Cenart.
Viernes 27 de mayo, de 19 a 21 h.
Entrada gratuita.

PARA LAS CHICAS 

Para todas las chicas que también le entran a la onda del break dance se organiza la B-girls battle, un evento donde las participantes le darán con todo a la hora de demostrar quién manda y muestra más pasos locochones en la pista de baile. Con esta reunión se busca favorecer los procesos emocionales y sociales de las bailarinas y el público, además de integrar al baile como una herramienta y parte del hip hop; si quieres lanzarte a bailar, el limite será de 100 bailarinas, a cargo del micrófono estará Will, y en la mesa de jueces Miss Lee, Kepsa y Osmer.

¿DÓNDE?
Carpa ENAT, Cenart.
Sábado 28 de mayo, 15 a 17 h.
Entrada gratuita.

EL CIERRE
Después de dos días de mucho baile, el ciclo cerrará con el Gran Slam Jam, donde habrá batallas finales en género experimental y seven to smoke. El plato fuerte del encuentro será la pelea de los semifinalistas que le darán con todo para llegar a la final de grupos. Habrá música en vivo de Jazzfalto, la participación de los DJs Ervin Arana y Frenk, y una función de beat box a voz de Yir. A la cabeza del micrófono estarán Serko Fu y Kaozz, en la mesa de jueces Hong 10, Venum, Miss Lee, Alien Ness y PopMaster Fabel.

¿DÓNDE?
Auditorio Blas Galindo, Cenart.
Domingo 29 de mayo, 18 a 20 h.
Entrada gratuita.

regla 3
Compartir
Artículo anteriorLos frutos del abandono
Artículo siguienteTeatro: Entre el Exilio y la memoria
Periodista en una feliz relación amorosa con la música. Chilanga hasta el tuétano que vive por lo que ama, ama todo lo que vive, y usa Snapchat de manera compulsiva. Pregúntale lo que quieras de cultura pop.