Narrar el hip hop desde el cómic

El cómic ofrecía una de las mejores maneras de contar las anécdotas del hip hop local… Así nació esta colección iniciada con la historia de Cat Scratcho y Lng/SHT

La historia de los beatmakers y los MC’s de la escena local chilanga es narrada en una nueva serie de cómics, publicada por Phono, plataforma de impulso al hip hop. El género que, en palabras del mítico líder de Sonic Youth, Thurston Moore, marcará el futuro de la música, necesita amplificarse hacia un público más amplio en nuestro país (pese que no ha dejado de estar presente). En el paso de los 80 a los 90, por ejemplo, cuando se lanzaron cumbres del género firmadas por Public Enemy y los Beastie Boys, surgieron en México Crimen Urbano y Cuarto de Tren.

Phono Cómics incursiona en otras disciplinas (narrativa, ilustración) para que los reflectores se enfoquen en los protagonistas actuales del género. La entrevista es la primera piedra para contar una historia que, posteriormente, se convertirá en un cómic. En palabras de la directora editorial de Phono, Andrea Flores, se trata de “contar historias a través de varias disciplinas que no son tan cercanas, por sí mismas, al mundo del hip hop. El cómic nos ofreció una de las mejores maneras de hacerlo y nos ayudó a encontrar el camino para que la ilustración, las anécdotas y la música coincidieran”.

Al principio, el proyecto sería solo una pequeña historieta sobre dos artistas que trabajan con Phono, el DJ Cat Scratcho y el MC Lng/SHT, pero pronto se fue revelando el potencial detrás del concepto.

“En nuestro ámbito no se ha editado de manera oficial ‘el cómic de los raperos’. En Estados Unidos sí hay publicaciones de este tipo. Pero, ¿por qué en México no pasó algo así antes? Es necesario un archivo para conocer las anécdotas y que la misma sangre del hip hop vaya creciendo en nuestro país”.

Para abrir el umbral de su público y despertar el interés por el talento local, la revista Marvin irá publicando una parte de las historietas. De los cinco números lanzados, la edición de tres será impresa, y la de los restantes, digital. El tiraje está limitado a 250 piezas. El primer número fue ilustrado por David Espinosa “El Dee” y Edkkar.

“A partir de una entrevista con el talento, escogemos las anécdotas más interesantes, aquellas que aporten algo a la cultura del hip hop en nuestro país. Una vez elegidas las anécdotas, aterrizamos todo en el guion y bajamos a los paneles. En el puente entre el guion y el impreso, los ilustradores tienen la libertad creativa para hacer las adaptaciones y modificaciones correspondientes”, precisa Andrea, quien también bosqueja una primera versión de las historias, a pesar de los retos narrativos que implica, según sus palabras, no ser una guionista profesional.

“Los siguientes números seguirán siendo ilustrados por ‘El Dee’ y Edkkar, aunque cambiará el orden de entrega. Por ejemplo, en el próximo cómic, la primera historia, que es la que se publicará como adelanto en Marvin, se subirá a las redes sociales y alcanzará a un público más amplio, estará ilustrada por Edkkar y se centrará en Sabino; la segunda historia la hará ‘El Dee’. De esta forma, iremos intercalando los trabajos”.

La siguiente edición física será especial y tendrá, entre otras sorpresas, una portada impresa en risograph.

“Edkkar y ‘El Dee’ se complementan bastante bien; ambos tienen una percepción única y un gran sentido del humor. El estilo de ‘El Dee’ es caricaturesco, mientras que en Edkkar se notan ciertos trazos un poco más agresivos. La colaboración se dio de una forma orgánica: ellos ya han trabajado juntos y son amigos de Lng/SHT. El resultado (los diálogos, las historias…) no solamente prueba que comparten ciertas afinidades, sino que tienen la sensibilidad adecuada para comprender el proyecto”.

Sobre la libertad creativa de los ilustradores, Andrea explica que “hay muchos diálogos que pueden funcionar de otra manera, y ellos saben detectarlos. Si se puede introducir un flashback, lo incluyen, meten mano en el guion, adaptan, hacen guiños… Por ejemplo, en este primer número se puede ver a los robots junkies, quienes son sus amigos en la vida real. Sin embargo, la manera en que son representados, tal como robots, no fue una idea que surgiera de nosotros”.

Por último, el proyecto no se limitará al lanzamiento de cinco números.

En 2019 habrá un Phono Cómics 2.0. “Aún no sabemos en qué fecha sucederá, pero estamos seguros de que no se abordará a los mismos raperos.

“Cuando llegue el momento, es muy probable que el formato físico que elegiremos tenga un approach distinto”.

La edición impresa de Phono Cómics #1 se puede adquirir en las tiendas Stax de Patio Revolución, Ecatepec y Lindavista. Su costo es de 175 pesos.

También podía adquirirse en Kichink (www.kichink.com/stores/phono), pero hoy aparece ya como agotado.

Nuestra sugerencia es que permanezcas atento a los meet & greet de Phono para conseguir ejemplares autografiados y material único.

En las redes del proyecto (@PhonoMusica en Facebook, Instagram y Twitter) puedes mantenerte al tanto de la publicación de las próximas historietas.

Compartir
Artículo anteriorEdición impresa: 30/07/2018
(Ciudad de México, 1988) Escritor. @joulipo