La Guerra en la Niebla, violencia y opresión

Su hijo salió a una fiesta hace nueve meses y jamás regresó. Desde entonces el tiempo se ha congelado en su familia: la espera y la (des)esperanza se han instalado como los únicos rayos que iluminan un camino lleno de niebla. ¿Qué sucede con las familias que cargan con un desaparecido?, ¿a dónde van y hasta cuándo se agotan todas sus búsquedas?

Con más de 28 mil víctimas, la desaparición forzada es un tema urgente en nuestro país y el teatro no se mantiene ajeno a él. Escrita y dirigida por Alejandro Ricaño –quien esta vez se sale de su fórmula con éxito comprobado en donde la narraturgia, el humor negro y los personajes fracasados eran ingredientes cotidianos–, La Guerra en la Niebla es una obra que aborda este doloroso tema desde el vínculo más íntimo e inmediato: el familiar, y la forma en que éste se destruye entre culpas, vacíos y reclamos.

El padre (Arturo Ríos), la madre (Lisa Owen), la hija sobreviviente (Sara Pinet) y el tío que se fue de la fiesta antes del secuestro (Adrián Vázquez) son la familia desmoronada que cada amanecer busca una explicación sin encontrarla. Su resignación parece inminente hasta que un día, en medio de la niebla, aparece otro rayo: un exmilitar, Mondragón (Álvaro Guerrero), que asegura poder negociar el regreso de su desaparecido. La dinámica entre el bueno –el ciudadano– y el malo –el Estado– se diluye en esta historia para revelar el daño tan profundo que la violencia ha traído consigo a la sociedad mexicana. Una violencia que no es cruda, sino invasiva y asfixiante en todos los ámbitos de la vida cotidiana.

El polvo, la niebla y la oscuridad son ambientes que desde hace tiempo aparecen en las obras mexicanas. Una forma de decir que el contexto cada vez nos oprime más y nos impide siquiera ver lo que viene después, porque cada vez parece peor. Con un elenco espléndido, La Guerra en la Niebla es una obra necesaria para estos días.

guerra-en-la-niebla

Teatro Milán (Lucerna 64, Juárez)

Viernes 20:30 horas, sábado 18:00 y 20:30 horas, y domingo 18:00 horas.

Entrada general $400. Mayores de 15 años.

Compartir
Artículo anteriorUna de espías
Artículo siguienteUn desafío matemático
Periodista cultural. Fue editora de la sección de artes escénicas de la revista La Ciudad de Frente y ha colaborado en revistas como La Tempestad, Paso de Gato entre otras. Twitter: @mayvs_