Conoce las mejores marcas de lencería mexicana

lencería mexicana
Foto: Micaela lingerie

Si crees que es momento de renovar tu clóset o quieres comprar ropa interior bonita y perfecta para tu cuerpo, estas marcas de lencería mexicana son la opción per-fec-ta. Todas tienen tallas y modelos para todos los tipos de cuerpos y lo mejor es que hay historias de amor y dedicación detrás de ellas

¿Conocías estas marcas de lencería mexicana?

1Muy cómodos

Foto: Diego Figueroa

La marca nació hace poco más de dos años. Paola es una chica que estudió Comunicación y que —en un futuro— quiere hacer periodismo, pero sin dejar de lado su pasión por la costura, gusto que viene de familia. Para comprar, solo manda un DM en Instagram. Hay cualquier talla, pues otra de sus características es dejar de lado los estándares de grandes tiendas.

A&L Handmade

INSTAGRAM: alhandmade

2Body positive

La naturaleza es el tema principal de esta marca de lencería originaria de Mérida. Sigue la filosofía de body positive, es decir, aceptar nuestros cuerpos tal cual son y, además, se preocupa por cuidar el ambiente. Por ello, Micaela Lingerie tiene una serie de bralettes, kimonos y bodies teñidos con materiales naturales para no contaminar.

🍃Orchis 🍃 Disponible mañana en @rapsodiabazar en punto de las 2 pm – parque Cereza – Supermanzana 2A – Centro, Cancún ✨…

Posted by Micaela on Friday, December 15, 2017

Micaela Lingerie

FB: mxmicaela

3Diseños únicos

Esta tienda es de Guadalajara, pero hace envíos a todos los estados del país. Inició como un proyecto escolar de Alexa y ahora ofrece bralettes, bragas de muchos diseños y colores, y en todas las tallas. Por la calidad ni te preocupes, porque utiliza buenos materiales. Para comprar, debes mandar un mensaje a su cuenta
de FB y pagar el 50% de tu pedido.

Inside out

FB: Insideoutlenceria

También te puede interesar: La calle del Centro donde venden artículos de tapicería

Compartir
Artículo anteriorAprende a hacer tus propios tamales
Artículo siguienteLa frescura de Aitana
Comunicóloga por la UNAM. Tiene una relación de amor-odio por la CDMX. Le gusta el café y corregir ortografía.