Come al estilo de los 50 en el Merendero

El Merendero acaba de abrir su nueva sucursal en la colonia del Valle

Si quieres sentirte como en los años 50, ve al Merendero. Es un restaurante ambientado en aquella época: tiene luces neón con imágenes de Marylin Monroe y de Elvis Presley, flechas de color amarillo con luces y un Cadillac azul en su carta. Hay también una barra con bancos, al puro estilo de los clásicos lugares de comida estadounidense, y las meseras tienen un outfit de chica pin up.

En las mañanas hay desayunos, aunque también puedes pedir hamburguesas

Este restaurante acaba de abrir su nueva sucursal en Amores, en la colonia Del Valle. Y aunque algunos de sus emblemas son las hamburguesas y las malteadas, su menú varía con respecto a los de las otras sucursales. Puedes ir a cualquier hora del día, pues hay desayunos, comidas y cenas.

Para las mañanas, hay fruta, huevos —que tienen el nombre de escritores como Kerouac y Burroughs—, enchiladas, chilaquiles, molletes, hot cakes y waffles.

Las malteadas son un emblema del Merendero

Durante la comida, puedes elegir entre los wraps —que llevan nombres como Rock & roll, Rockabilly y Rocksteady—. Otra de las características del Merendero es que los platillos tienen nombres de actrices y actores. Hay hamburguesas que se llaman Pedro Infante, Tin Tan, Frida Kahlo o María Sabina. Todas están preparadas con pan artesanal. También hay opciones para los vegetarianos, como la hamburguesa Portobello Bello, y para los pequeños hay en tamaño mini. Para compartir y matar el antojo, tienen alitas, dedos de queso, aros de cebolla y papas a la francesa o de gajo.

En el Merendero también hay postres

Uno de los fuertes del Merendero son las malteadas. Pídela ligera o espesa, hay de chocolate, fresa, vainilla, cheesecake, crema de maní, pay de limón, Nutella, Oreo, chocoplátano, chocomenta, menta y la especial del mes. Y pronto tendrán una de frutos rojos con Froot Loops.

El Merendero está en Amores 1553, esquina con Parroquia, en la Del Valle.

El Merendero está ambientado en la década de los 50

(Fotos: Cortesía)