Los pasos de Octavio Paz en la CDMX

Para Octavio Paz su mejor biografía eran sus poemas, mismos que están inspirados en la Ciudad de México

Octavio Paz nació el 31 de marzo de 1914 en la Ciudad de México y falleció el 19 de Abril de 1998 en Coyoacán. Fue poeta y ensayista. Su abuelo, Ireneo Paz, también fue escritor, de ahí nació su gusto por la literatura, a una muy corta edad comenzó a publicar en suplementos culturales.

Octavio Paz

ESTO TE PUEDE INTERESAR: LOS PASOS DE EMILIO ‘EL INDIO’ FERNÁNDEZ EN LA CDMX

A pesar de haber nacido en México y escribir sobre su país, vivió mucho tiempo en el extranjero, pero la Ciudad de México fue importante para que se convirtiera en un gran escritor. Estos son algunos de los lugares en los que Octavio Paz inicio sus primeros pasos como poeta

Mixcoac

Octavio Paz

Por muchos años se pensó que había nacido en Mixcoac, en realidad nación en la colonia Juárez, pero sí vivió en Mixcoac, debido a que las actividades políticas de su padre lo mantenían fuera de la ciudad por mucho tiempo. Así que vivió con su madre y abuelo. Paz siempre recordó a Mixcoac y la casa en la que vivió, entre libros y enredaderas. Para Octavio Paz, Mixcoac cambió a tal ritmo que dejó de ser lo que para su infancia fue:  “Como todos los niños, construí puentes imaginarios y afectivos que me unían al mundo y a los otros. Vivía en un pueblo de las afueras de la Ciudad de México, en una vieja casa ruinosa con un jardín selvático y una gran habitación llena de libros”.

 

Colegio Williams

Octavio Paz

La primaria la terminó en el Colegio Williams, en la que empezó a escribir sus primeros textos .“Una tarde, al salir corriendo del colegio, me detuve de pronto; me sentí en el centro del mundo. Alcé los ojos y vi, entre dos nubes, un cielo azul abierto, indescifrable, infinito. No supe qué decir: conocí el entusiasmo y, tal vez, la poesía.”. El colegio conserva una carta del autor que envió a los estudiantes en la que con nostalgia recuerda lo importante que fue para el pisar esa escuela. Por falta de recursos no pudo continuar ahí sus estudios, pero esta escuela recuerda a Octavio Paz entre poemas que sus estudiantes han hecho en honor al poeta y una beca que lleva el nombre de Paz.

 

Escuela Nacional Preparatoria

Octavio Paz

Octavio Paz fue uno de los estudiantes que vio pasar la Escuela Nacional Preparatoria en donde estudió historia, filosofía, literatura y política. Se le veía en los patios platicando con sus amigos sobre los temas que en ese momento acechaba al país.  “En San Ildefonso no cambié de piel ni de alma: esos años fueron no un cambio sino el comienzo de algo que todavía no termina, una búsqueda circular y que ha sido un perpetuo recomienzo: encontrar la razón de esas continuas agitaciones que llamamos historia”. A San Idelfonso también le dedicó un poema en el que al leerlo imaginas al propio Paz que “camina por este poema, entre San Ildefonso y el Zócalo, es el hombre que lo escribe: esta página también es una caminata nocturna. Aquí encarnan los espectros amigos, las ideas se disipan…”.

 

Universidad

Inicio sus estudios en la Universidad Nacional Autónoma de México en la facultad de Derecho pero tras la muerte de su padre decide irse a Yucatán, momento que sin duda cambio la vida del escritor ya que ahí contrajo matrimonio con la escritora Elena Garro. Su activismo político lo llevó a luchar por su casa de estudios en 1929 cuando se logró la autonomía de la Universidad.

 

Café París

Muchos artistas, políticos e intelectuales como Paz, pasaron por este café que en el que el autor lo compara con las cafeterías de Europa. “El café fue una institución literaria que sustituyo al salón. Pero en México no tuvimos salones: los escritores se reunían en algunas librerías y los poetas modernistas en los bares. El café París fue una sociedad dentro de la sociedad. Asimismo una geografía: cada mesa era una tertulia, cada tertulia una isla y una plaza fortificada”

 

Condominio Reforma Guadalquivir

Tras renunciar al cargo de embajador de México en la India, Octavio Paz y su esposa Marie-Jo Tramini se instalaron en el edificio construido por Mario Pani en Reforma. El edificio sufrió un terrible incendio el 21 de diciembre de 1996, hecho que provocó una fuerte depresión al poeta, ya que perdió gran parte de su biblioteca que heredó de su abuelo y gatitos que vivían con él. “Algunos de los libros los heredé de mi abuelo, había pinturas y objetos que recibí como regalos por muchos años, por toda una vida”.

 

La Casa Alvarado

Tras el incendio se mudó a la calle de Francisco Sosa, en Coyoacán, a La Casa Alvarado donde vivió sus últimos años. Poco después de haber cumplido los 84 años falleció y es inevitable recordar ‘El Poema’. “Pero te has de purificar en la muerte, bendita muerte, qué bueno es morirse a ratos, para reconocer que es buena, dulce apacible burlona de nuestro miedo”.

 

(Fotos: Facebook La Ciudad de México en el tiempo/Colección Carlos Villasana/Colección Manuel Álvarez Bravo/Colección Ricardo Salazar/cortesía)

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorCrucigrama 31 de Marzo 2017
Artículo siguienteLeyendas chilangas: El tigre de Santa Julia
Chilanga, locutora de radio. Suele caminar por las calles de la ciudad documentando los stickers y murales de StreetArt que colorean la CDMX