A pie por… Otro rincón de la colonia Centro

Ponte los tenis y échale un vistazo a este cuadro del Centro Histórico, donde no solo encontrarás comercios.

Ponte los tenis y échale un vistazo a este cuadro del Centro Histórico, donde no sólo encontrarás comercios. 

Cuando el sol apenas se asoma, los comerciantes del cuarto cuadro del Centro Histórico comienzan con su vaivén de diablitos cargados de la mercancía que ofrecen en los locales que se sitúan en las antiguas casas de la zona, mismas que también sirven como bodegas, tiendas de abarrotes, oficinas y vecindades.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: A PIE POR LA COLONIA… CENTRO SUS COMERCIOS Y CONSTRUCCIONES

Este cuadro —que está delimitado por vialidades como el Carmen, Corregidora y Eje 1 Norte—, además de tener múltiples comercios de tela, estambres, ropa interior y un callejón donde resaltan tu belleza; tiene algunos viejos edificios que además alojan importantes centros culturales y religiosos.

A continuación, recorre este cachito del Centro Histórico y descubre las maravillas que tiene escondidas.

Mucha fe

Monumentales imágenes se encuentran casi en cada esquina de este cuadro del Centro Histórico. Una figura enorme y rígida cuida de los paseantes y vendedores del lugar: es San Judas Tadeo, quien trae en sus manos un pequeño ramo de flores y a sus pies se encuentran algunas veladoras que los creyentes dejan con la fe de que este santo patrono de los casos difíciles les cumpla el milagrito.

Dónde: Soledad y Alhóndiga, col. Centro Histórico, Cuauhtémoc

Antiguas casas convertidas en negocios 

Regularmente, las personas visitan el primer cuadro del Centro con la intención de pasear, pero pocos lo hacen desde este punto. Sin embargo, vale la pena adentrarse para descubrir las maravillas arquitectónicas que aún se encuentran en pie y que ni terremotos como el del 85 pudieron derribar.

Estas viejas casas que hoy sirven como bodegas o comercios tienen más de 100 años de antigüedad y, desgraciadamente, la manifestación más clara de ello es el deterioro en el que algunas de ellas se encuentran.

Manifestaciones del pasado 

No obstante, hay otras muestras de antigüedad y resguardo como La Peninsular, una de las cantinas más antigua del rumbo con más de 100 años de vida. Esta taberna está ubicada en un edificio de 500 años.

En el tiempo que lleva de vida, este lugar ha tenido varios dueños. En el 2013 fue remodelada por uno de ellos; a pesar de eso, aún conserva parte de su arquitectura y por su antigüedad es considerada patrimonio nacional. Basta con ver sus muros para que sepas de lo que hablamos.

Dónde: Local 4, Alhóndiga 26, col. Centro Histórico

El callejón de la belleza 

A un costado del lugar se encuentra un callejón famoso por la venta de cosméticos y accesorios para salones de belleza. Sobre la calle hay algunas estéticas ambulantes donde te hacen rizado de pestañas, extensiones de cabello, depilado y blanqueamientos.

Y por si eso fuera poco, en el lugar ofrecen algunos productos que prometen aumentar tus senos o glúteos en tan sólo dos semanas, sin cirugías, inyecciones y sin efectos secundarios (aunque eso no te lo recomendamos).

Dónde: en el cruce de Corregidora y Manzanares, col. Centro Histórico

Una cafetería de antaño 

A unas cuantas cuadras del lugar se encuentra el Café Equis. Este lugar nació en 1930 y se ubica en el número 16 de la calle de Roldán. No importa por cuál de sus esquinas entres, el aroma del lugar inmediatamente te invitará a pasar. Lo mejor de todo es que aquí puedes encontrar un gran repertorio de este preciado grano.

La especialidad del lugar, hay que aclarar, es la distribución al mayoreo; sin embargo, hay dos máquinas que sirven espresso, americano o capuccino con la mezcla de la casa. El vaso cuesta entre 10 y 15 pesos.

Dónde: Calle de Roldán 16, col. Centro

Templo de la Santísima Trinidad

Sobre la calle de Emiliano Zapata se encuentra el Templo de la Santísima Trinidad. Fue construido en 1667 y desde su edificación este lugar ha sido sometido a varios procesos de reconstrucción debido a su evidente hundimiento.

Al estilo de construcción de este templo se le llama churrigueresco: su cúpula está decorada con azulejos y en su fachada se encuentran elaborados adornos con formas de flores, frutos, enredaderas y querubines.

Con la finalidad de embellecer el entorno del templo, el cual estaba secuestrado por basura y grafitis, las autoridades designaron a algunos artistas urbanos para decorar los muros que se encuentran en los alrededores. Los murales están inspirados en la vida acuática, el mestizaje y la fauna mexicana. Para su elaboración trabajaron alrededor de 35 artistas.

Dónde: Emiliano  Zapata 60, col. Centro Histórico

Teatro del Pueblo

Otro de los imperdibles de la zona es el Teatro del Pueblo, el cual fue construido por el arquitecto Antonio Muñoz y cuya edificación terminó en 1934. Está compuesto por un teatro, un gran patio y un salón de usos múltiples. Camina por sus pasillos, disfruta de su belleza arquitectónica y de las artesanías que en él se venden. Además, el lugar es utilizado para montar exposiciones y algunos talleres de artes plásticas.

Dónde: República de Venezuela 72, col. Centro Histórico

Mercado Abelardo L. Rodríguez 

mercado2

Junto a este edificio se encuentra uno de los mercados más bonitos de la zona, el cual abrió sus puertas en 1934. Para su construcción, el arquitecto Antonio Muñoz combinó elementos del estilo Barroco, Art Deco y Art Nouveau.

mercado-1

En su interior —además de puestos de frutas y verduras— se encuentran plasmados unos murales pintados por algunos colaboradores de Diego Rivera como Ángel Bracho, Grace Greenwood y Pedro Rendón.

Dónde: Callejón Girón, col. Centro Histórico

Zona Comercial 

Además del Teatro del pueblo y el mercado, sobre Venezuela se encuentran algunas tiendas de ropa, donde los compradores pueden comprar al mayoreo y menudeo. En las calles Del Carmen y Peña y Peña se encuentran algunos vendedores ambulantes; dentro de las cosas que aquí se ofertan están los cosméticos, útiles escolares, películas y algunos artículos de origen chino.

(Fotos: Dulce Ahumada y Cortesía )

Compartir
Artículo anteriorNo todo es color negro
Artículo siguienteEdición impresa: 22/06/2017
Periodista en formación, egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo, de la FES Aragón (UNAM). Amante de la buena música, el cine y el café.