Ponidark: un helado para las almas darks

ponidark

Heladería Escandón lo ha vuelto a hacer: ahora puedes combatir el calor en forma de un unicornio tan negro como el corazón de tu ex. Prueba el Ponidark.

De los creadores de los helados con ojitos, las malteadas decoradas con galletas de unicornio y los ositos rellenos de helado, llega un nuevo producto para complacer a quienes, como Elvira, son “darks” de corazón: el ponidark. Se trata de un helado de vainilla vegano cuya característica principal es el color: totalmente negro, desde el cono, hasta la galleta que lo corona.

Las hermanas Christian e Illán Castañeda han vuelto a dar de qué hablar en Heladería Escandón con esta creación que, desde hoy, también encontrarás en sabores de chocolate vegano y frutos rojos dark. El costo del cono sencillo es de $40 y, si quieres embellecerlo con la galleta de unicornio, entonces su precio es de $55. También puedes endulzarlo con crema batida, perlitas (chispas de colores) y diamantina comestible (un endulzante ligero) por $5 más.

Por si no estás familiarizado con la propuesta de esta heladería, lo único que necesitamos decir es que en este espacio regresarás a tu infancia, gracias a la decoración retro y a deliciosas creaciones como ésta, que hacen de la hora del postre un momento lúdico. Para prueba, este helado te hará recordar todas las veces que sacabas tu lengua para mostrarle a todos una boca recién coloreada por las golosinas favoritas y competir con los amigos para ver quién podía lograr un tono más oscuro en menor tiempo.

Esta es la primera vez que Heladería Escandón se anima a entrarle al uso de colorantes vegetales y lo hizo bajo la supervisión de chefs en casi un mes de experimentación para lograr una buena consistencia sin sacrificar el tono oscuro ni, mucho menos, el aspecto saludable de este Ponidark que pertenece a su línea orgánica.

 

Así que no lo pienses mucho y saca tu lado más darks con un helado para este calor chilango. Puedes llegar en metro, por la estación Tacubaya o Patriotismo y después del helado, por qué no, date una vuelta por el parque Lira.

 

(Fotos: Cortesía)