Una de centro comercial: Sliders

Hoy hablaré de una opción muy recomendada por ustedes, Sliders. Mi acompañante @plaqueta, quien por cierto, no degusta tantas burgers a la semana como su servilleta, pidió un verdadero portento de hamburguesa digno de aparecer en el blog thisiswhyyourefat.com: la Farm House, que consta de carne de res, queso cheddar, tocino, huevo frito, jitomate, lechuga, cebolla morada, pepinillo y salsa sliders.

Para hacer la cosa mas interesante le añadió una porción extra de aguacate. Llegaron nuestros platillos y, de entrada, se ven muy bien. No me sorprende que se vea muy bien y no corresponda el sabor con lo comido. Es una buena hamburguesa, grasosa, de estupenda consistencia y sabor. Grande, muy generosa. No supe qué tipo de carne era, pero, con riesgo a equivocarme, podría decir que era sirloin, por la falta de sabor y medio consistencia pastosa. En mi hamburguesa el bollo funcionó muy bien, aunque un poco tirándole al lado seco y, pequeño detalle, frío –creo que, por lo general, el pan debe estar caliente e inclusive ligeramente tostado.

En la hamburguesa de @plaqueta el bollo no aguantó y pasada la mitad comida, comenzó a perder integridad y terminó por romperse. Resultado del embate de la carne con huevo, aguacate y demás delicias. Sin embargo, en general es una hamburguesa que cumple medianamente bien. Algo de sabor, gran presentación y de un tamaño más que razonable; digno de un tragón como yo. Tienen, además por si le queda a uno un huequito, una extensa carta de malteadas con y sin piquete. Así que hay para todos los gustos. ¿Regresaría? Sí, porque cumple, además que hay varias sucursales en la ciudad.

Puede ser que no esté de acuerdo conmigo. Para eso, sus comentarios o sugerencias, siempre son bienvenidos en en el blog:burguerman.blogspot.com; en el facebook: www.facebook.com/burgerman.mex y en Twitter: @burgermanmex

Compartir
Artículo anteriorEl efecto (positivo) de Donald Trump
Artículo siguienteLawrence Hill regresa con una novela sobre racismo y violencia de género
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.