Una charla con Sofía Lama

La actriz mexicana estrenará la serie Guerra de ídolos, que habla sobre la industria musical mexicana y lo que hay detrás de este negocio

Sofía tenía 10 años cuando comenzó a participar en programas infantiles. Su primera colaboración fue en un programa en Puebla y de ahí brincó al programa sabatino Disney Club, donde trabajó con apenas cinco años. Desde ahí, su pasión por la actuación creció. Ha participado en telenovelas como Soñarás, Dueños del paraíso y Eva la trailera.

¿Por qué hay que ver Guerra de ídolos?

Es la primera producción musical que se hace entre Telemundo y Fox. Es una serie que cuenta la historia de lo que es el negocio de la música, específicamente de la regional mexicana. Cuenta todo lo que pasa un artista para llegar a la cima. La historia es interesantísima, pues creo que es un tema que nunca se ha tocado en la televisión mexicana. Además, combina no sólo una buena actuación, sino también la música, pues comparto créditos con muchos cantantes que son maravillosos, como María León y Pedro Capó. El elenco también es fantástico ya que junta grandes actores y cantantes. Es importante aclarar que la serie sólo se enfoca en la música, no es un musical tal cual. Los cantantes compusieron piezas espectaculares, yo creo que a la gente le van a gustar muchísimo y, probablemente, más adelante pueda haber una gira.

¿Cuál es tu papel?

Yo soy Gilda Solar, hermana de Alberto Guerra, uno de los protagonistas. Toda mi familia se dedica al negocio de la música y yo soy la única que hace algo distinto: la medicina. Pero en algún momento de la historia hay un giro muy grande en el que decido dejar mi carrera y dedicarme por completo a la música, para seguir el legado de la familia. Es un personaje que me gusta mucho porque me toca explotar el papel de una mujer más como yo: independiente, fuerte, trabajadora, que además enaltece el nombre de las mujeres, es una mujer moderna. Eso me encanta de Gilda.

¿Cuáles son los papeles que más te gusta interpretar?

Me encantan las mujeres fuertes e independientes, que no se dejan de nadie, que tienen una gran personalidad. Aunque he de confesar que también me gustan las villanas porque son muy divertidas.

Estudiaste cine, ¿tienes en mente algún proyecto en el que dirijas?

En un futuro me encantaría hacer algo propio. Por el momento estoy 100% dedicada a la actuación. Actuar es algo muy complicado, al igual que la producción y la dirección. Como actriz llevo 20 años y pensé que, si en algún momento me cansaba, desesperaba o lo que fuera, tenía otra carrera a la que me podía dedicar.

Aparte de telenovelas y teatro, ¿tienes pensado participar en alguna serie estadounidense?

Sí, sólo que sigo siendo exclusiva de Telemundo, entonces todavía no puedo hacer mucho. Terminando sí, me estoy dedicando a hacer audiciones para series gringas. Por ejemplo, me encantaría hacer algo en Netflix, pues está cambiando la manera de ver y hacer televisión. Las historias que cuentan son muy originales, espectacularmente bien hechas, bien producidas, dirigidas y bien actuadas. También me encantaría hacer comedia, acabo de tener un casting para una serie de este tipo.

¿Cómo es la producción de series en México?

Estamos evolucionando un montón, creo que se le está dando la oportunidad a gente que ha estudiado cine, que sabe hacer estos productos, y a actores que llevan años trabajando. Nos faltan todavía algunos años, pero creo que se va a lograr porque en nuestro país hay una cantidad de talento impresionante, sólo faltaba que se le diera la oportunidad.

¿La televisión va a desaparecer?

Sí, definitivamente pasará. También las telenovelas que llevan 20, 30 años o más… la gente ya tiene posibilidades de ver cosas de otros países y nosotros no nos podemos quedar atrás. Tenemos que empezar a contar historias diferentes, más reales; hay más historias aparte de la chica rica que se enamora del chico pobre o viceversa, eso ya nos lo sabemos y creo que la gente está cansada, exige ver una televisión diferente.

¿Cómo ha sido trabajar con grandes actrices como Adriana Barraza, Kate del Castillo, Edith González y Patricia Reyes?

Ellas fueron mi escuela. He estudiado actuación, pero mi escuela realmente ha sido trabajar y estar al lado de estas grandes actrices de las que uno aprende muchísimo, tanto en escena como lo que es ser un profesional y lo que es ser un artista. Adriana Barraza no sólo fue mi maestra, sino que también fue mi directora y mi compañera. Hemos compartido muchísimos proyectos.

Foto: Cortesía