Hamburguesas y motocicletas

Hamburguesas y motocicletas. ¿Qué más se necesita para ser feliz? Para mí, no mucho más que eso, una pareja (mi fiel escudera) y buena música.

Ya había reseñado la burger de Soul La Roma pero lo hice cuando recién había abierto y no me fue muy bien, para ser sincero. Algo no hizo clic entonces. Dos años después, gracias a la magia de Instagram Stories, se me antojó de nuevo el espectáculo que es comerse la hamburguesa insignia de este lugar: la Sauber (180 gramos de carne bañada en fondue de quesos Emmental y Gruyère con tocino de pato).

Uno de los dueños, entusiasta de coches y motos, hace poco me pidió regresar a probar la receta mejorada y varios de ustedes, queridos lectores, me sugirieron que le abriera mi corazón de nuevo. Lo hice.

Fui y pedí la Soul: 180 gramos de carne con “mucho tocino” y mayonesa de habanero tatemado. Cuando llegó constaté que, efectivamente es mucho tocino, crujiente y con mucho sabor. De entrada eso me hizo sonreír.

A la primera comprobé que sí hicieron la tarea y la mejoraron. La carne es superior: buena consistencia, buen sabor y buena cantidad de grasa —aunque ayuda que la sirvan a término ¾ para que esté bien amalgamada y tenga la textura correcta—. Atrás se quedó el recuerdo de la carne pastosa. El bollo estaba muy bien aunque podría ser más esponjoso, panoso, por decirlo de algún modo; aunque en general me pareció aceptable.

Me gustó mucho que es una burger hecha solo de carne, tocino, pan, un poco de lechuga y mayonesa —que aporta ese saborcito extra—. Me gustó más que los dueños sí hayan reflexionado sobre lo que quieren servir y me encanta el compromiso por hacer un buen producto —tanto con la burger como con la experiencia—.

Regresaré, ahora si, a echarme esa del fondue. Vale la pena tapar tantito la arteria.

Soul La Roma
Tabasco 101, Col. Roma Norte
IG: @soullaroma
Precio promedio: Hamburguesa Soul, $165; hamburguesa Sauber (con fondue), $205.

 
Compartir
Artículo anteriorLa resurrección de Chavela
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.