Mi vieja amada

La Burguesa vía Facebook

Hacía un año que no regresaba a la que solía ser mi hamburguesa número uno de la Ciudad de México. Además de que estaba concentrado en nuevas opciones, siempre me cuesta trabajo volver a mis lugares favoritos. Me da miedo que hayan cambiado para mal (desafortunadamente, los cambios casi nunca se dan para bien). Así que cuando me enfilé hacia La Burguesa (Cozumel 67, Col. Roma Norte), iba con emoción y cierta ansiedad.

En sus cinco años de existencia, este pequeño burger joint nunca me ha fallado. Es sorprendente su constancia en experiencia y en su deliciosa hamburguesa, hecha con buen gusto y con mucho amor —se nota.

Aquí solo hay dos variantes: La del tío Sam (150 gramos de sirloin, queso cheddar, jitomate, lechuga y tocino entre dos panes de un bollo casero) y La combinada (misma carne con queso parmesano, tocino y ratatouille de berenjena y hongos). No tengo ni que ver el menú para saber que pediré la de siempre: La del tío Sam, sencilla, casi perfecta.

Como siempre, me hizo sonreír. Como es temporada de Día de Muertos, las burgers vienen en un bollo salado en forma de pan de muerto. Es un recurso estilístico nada más, aunque considero que le resta un poco a la experiencia porque es difícil de morder. Pero bueno, eso es peccata minuta teniendo a su majestad el pattie de carne, estupendo como siempre, con mucho sabor, buen tamaño y buena proporción de carne y grasa.

Esta es una hamburguesa que no pide nada. No le falta nada. Es deliciosa. Es mi amada desde que llegó a la ciudad. Prometo que no volverá a pasar un año sin que la visite.

Ah, por cierto, si va usted, querido lector, recuerde redondear la experiencia con uno de sus deliciosos helados. Confíe en mí: saldrá de ahí con una sonrisa que le durará el resto del día.

La Burguesa
Cozumel 67, Col. Roma Norte
FB: @laburguesamexico
$ promedio: $130 por burger

Compartir
Artículo anteriorAlex Anwandter: Explorar la identidad desde la conexión
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.