El hombre que cambió la magia

Houdini

Hace más de 100 años, mucho antes de David Copperfield, Penn & Teller, Chris Angel y David Blaine, un hombre cambió por completo la historia de la magia: Harry Houdini. Nacido el 24 de marzo de 1874, en Budapest, Erik Weisz —el nombre real del gran mago— llegó a Estados Unidos a los cuatro años de edad, siguiendo a su padre, un rabino que huía de Europa, según la leyenda, tras asesinar en un duelo a un noble.

Así inicia el recorrido a través de la vida de uno de los personajes más excéntricos e interesantes del siglo pasado. El gran mago que inició como trapecista a los nueve años, el increíble escapista que no tenía miedo a nada ni a nadie, el empresario que se impuso como meta convertir su sobrenombre en una gran marca conocida a nivel mundial —se presentó en todo Estados Unidos, pero también en Francia, Alemania, Rusia y varios países europeos más—, el hombre que soñaba con ser recordado por todo el mundo y que creía ser capaz de engañar a la muerte.

Su vínculo con figuras como Arthur Conan Doyle, George Méliès, Charles Chaplin, Theodore Roosevelt  y Buster Keaton; su participación en diversas películas mudas; su lucha en contra del espiritismo; el conocimiento empírico como mercadólogo que desarrolló y utilizó para convertirse en toda una leyenda; sus incursiones en la aviación que lo llevaron a sobrevolar Australia, así como los hechos que desencadenaron su trágica e inesperada muerte son algunos de los temas que toca esta imprescindible biografía.

El responsable de este impresionante trabajo de investigación es el brasileño Eduardo Caamaño, y el volumen —que sin duda encantará a todos aquellos fans del mago, pero también a quienes no saben nada sobre él— incluye además una serie de reproducciones a color de algunos carteles que anunciaban las grandes hazañas de Houdini.

 

Houdini
Eduardo Caamaño
Almuzara, Andalucía, 2016, 540 páginas

Costo: $730

 

(Foto: Especial)

Compartir
Artículo anteriorGyros, los tacos griegos
Periodista. Ha colaborado en distintos medios. Twitter: @fhurias1