¿La inocencia de la infancia?

República luminosa
Foto: Shutterstock

República luminosa ganó el Premio Herralde de Novela

En noviembre del año pasado, un jurado compuesto, entre otros, por Marta Sanz y Juan Pablo Villalobos, eligió República luminosa como ganadora del Premio Herralde de Novela —un reconocimiento que ha caído en manos de escritores del tamaño de Daniel Sada, Roberto Bolaño, Enrique Vila Matas y Sergio Pitol—.

Su autor, el novelista Andrés Barba, nació en Madrid, en 1975. En 2001, con La hermana de Katia, ya había sido finalista de este reconocimiento, y ha obtenido, por mencionar algunos, el Premio Anagrama de Ensayo y el Premio Juan March de Narrativa.

El protagonista y narrador de la historia es un hombre que hace un par de décadas, tras recibir una oferta para trabajar como director de Asuntos Sociales, decidió mudarse a San Cristóbal junto a Maia, su pareja, quien trabaja como maestra de música, y la pequeña hija de ella, sin tener idea del infierno que les espera.

A manera de un reporte o un diario, como buscando una explicación, el joven funcionario repasa lo sucedido hace años, tras la misteriosa aparición de un grupo de niños violentos y salvajes que se dedican a robar y agredir a los habitantes del lugar. Como si se tratara de un experimento, el hombre intenta encontrar una explicación, sumido en la incredulidad y el terror, sobre una etapa de la vida cuyos misterios muchos prefieren relacionar con la inocencia, pero algunos otros deciden vincular con algo más.

Con su planteamiento, Barba nos obliga a pensar cómo es la vida del otro lado, lejos de las normas que la sociedad impone. La novela, difícil de clasificar y escrita en un tono neutro y alejado de los modismos españoles, parece un tratado sobre el miedo y la desesperación que nos provoca aquello que no somos capaces de entender.

 

Foto: Editorial Anagrama

República luminosa

Andrés Barba

Anagrama,México, 2017

187 páginas

$260

 

 

 

También te puede interesar leer: Ocho libros favoritos del 2017