Santiago Casillas: Adiós a la época punk

Little-Jesus

En poco tiempo, Little Jesus se ha posicionado como una de las mejores bandas mexicanas del momento. Platicamos con su vocalista sobre su más reciente material, llamado Disco de oro 

Estos parecen ser los años maravilloso de Little Jesus —sí, igual que el nombre que lleva una de sus canciones—. Y es que desde Río Salvaje, su álbum anterior, dio conciertos por varios estados de México. La banda chilanga no para, pues hace poco lanzó su nuevo material llamado Disco de Oro y que presentará en la ciudad el 29 de noviembre en el Pepsi Center. 

Disco de Oro es su tercer trabajo y marca un cambio en la dinámica de la banda, pues es la muestra de que han madurado musicalmente. “Creo que es cerrar la época de la juventud punk para darle paso a algo más maduro”, cuenta Santiago, vocalista de Little Jesus. Junto a él, desde 2012, tocan Truco Sánchez, Fernando Bueno, Arturo Vázquez y Carlos Medina.

Nostalgia y nuevos sonidos

Durante estos años han ganado cada vez más público y el cambio en su sonido se nota, aunque su sello particular sigue ahí. Respecto a ello, Santiago no cree que ya haya pasado su mejor época y es que “¿Cómo sé si la mejor época de mi vida ya pasó?”, como dice la canción homónima de Disco de Oro. “Estaba pensando en eso cuando hice la canción, porque me lastimé un pie y me estaba sintiendo viejo. Pero no es demasiado tarde para hacer que cualquier tiempo sea el mejor”, explica el vocalista de la banda. 

Este sencillo es el ejemplo perfecto de que el concepto del disco es la nostalgia y ellos lo ligan con los años de trayectoria que llevan y cuánto han madurado. En este nuevo álbum se dieron libertad, no escogieron un solo género musical e hicieron cuanta cosa se les ocurrió. Además, ellos se encargaron de todo, solamente la canción “Volver al futuro” fue producida por alguien más.

¿Cuál es el principal cambio de Little Jesus en este nuevo álbum? 

En el primer disco tenemos un estilo más tropical y afropop, y para el segundo disco como que ya no estábamos tan clavados en cuanto a género. A partir del segundo álbum decidimos hacer cualquier canción de cualquier género sin importar si era rockero, pop o electrónico. Y para Disco de Oro ya teníamos libertad de experimentar, creo que ese es el cambio principal.

¿En qué momento decidieron sacar Disco de Oro?

Nuestra gira anterior duró unos tres años. El año pasado empezamos a trabajar lentamente en el nuevo disco, pero estábamos tan ocupados con shows que nos era difícil tener sesiones largas en el estudio. Empezamos a reservar uno en la Ciudad de México que se llama El Desierto y algunos fines de semana nos encerrábamos. Yo hacía las canciones o partes de ellas en mi cuarto y ya las veíamos en el estudio. 

Hubo un momento en el que ya queríamos terminar, pero nos faltaban varias rolas, así que nos fuimos a una casa en Acapulco a darnos un retiro. Ese siento que fue un momento muy importante en el que logramos concretar varias ideas que estaban en el aire y ya solamente fue cosa de regresar al estudio y de ahí todo salió muy natural. 

Llevan siete años de carrera y tres discos, ¿cuál ha sido su principal reto?

Ha sido mantener la concentración. En el primer disco estábamos muy enfocados, en el segundo siento que tuvimos una etapa de relajación en la que nos valió un poco el tema de las redes y el internet. Una lección es que tienes que estar al tiro para que el proyecto funcione, presionando al mánager, a la disquera… no quitar el dedo del renglón porque se nota. 

Me gustaría que hubiera más bandas. O sea, sí hay una que otra, pero siento que la gene- ración en la que nosotros crecimos no tiene tantas bandas. Como que en 2013 podíamos juntar a varias y hacer un festival grunchero, pero ahora no sé si es porque los chavos están más enfocados en otros géneros, como la electrónica, el hip hop o el trap, pero mi percepción es que hay menos bandas actualmente. Me gustaría que hubiera más competencia, para que nos pongamos más las pilas. Me gustaría que las bandas de nuestra generación sintiéramos más la presión.

A finales de 2017 dieron un concierto con orquesta, ¿piensan repetir esta experiencia en algún momento?

Lo disfrutamos mucho, creo que fue un éxito, pero fue muy cansado para mí la producción del evento: desde organizar la orquesta… todo. Me da un poco de flojera volver a armar algo así. Fue muy buena experiencia para todos, pero voy a esperar a que alguien más lo produzca.

¿Cuál es el lugar de Little Jesus en la escena nacional? 

Nos hemos ganado nuestro lugar, la verdad. Empezamos desde cero y nos hemos ganado el lugar donde estamos. Tuvimos la suerte de que nos empezó a ir bien muy rápido, pero también hemos sido muy constantes y muy trabajadores. Desde que surgimos, le echamos ganas a los videos. Hemos trabajado para estar aquí y la verdad sentimos que todavía tenemos mucho por mejorar.

Te puede interesar: Budaya, equilibrio de espiritualidad