Susana Zabaleta regresa a la ópera con los poemas de Carl Off

Susana Zabaleta como Carmina Burana
Foto: Especial

Carmina Burana vuelve con Susana Zabaleta como solista al Auditorio Nacional el 22 y 23 de  noviembre

“La música la han usado para muchas cosas de terror, en especial relacionadas con el diablo. Son cantos profanos, pero también de amor, que tienen que ver con la pasión”.

Con casi un siglo de antigüedad, la máxima obra del maestro alemán Carl Orff sigue siendo explosiva y poderosa. La historia de esta ópera se remonta a 1935 y 1936, cuando Orff la compuso, inspirándose en poemas goliardos —que hablaban de amor, seducción, placer y gozo— encontrados en un monasterio cerca de Múnich.

Los encargados de interpretarla en esta ocasión serán Susana Zabaleta (solista soprano), Víctor Hernández (tenor) y Enrique Ángeles (barítono), acompañados de un equipo de 250 personas, la Orquesta Sinfónica Nacional, los coros Enharmonia Vocalis y el infantil Schola Cantorum de México, y la agrupación Danza Contemporánea de Cuba. Zabaleta nos contó́ qué podemos esperar de esta producción monumental.

¿Qué tal tu regreso a la ópera?

Creo que nunca me he separado de ella. En todos mis espectáculos, a pesar de ellos, a pesar del momento o a pesar de que a veces no venga al caso, canto una aria de ópera. Siempre es al final. Para mí es un gusto ese momento en un concierto.

Adelántanos algo sobre la producción.

Somos 250 personas arriba del escenario. Imagínate, por favor, cómo va a ser eso. ¡Qué miedo! Cuando estás en una producción chiquita, tienes más posibilidad de organización. Es un espectáculo que abarca tanto, que yo creo que el espectador se va a cimbrar en el asiento. Va a ser algo que no va a olvidar jamás.

Susana Zabaleta como Carmina Burana
Foto: Especial

Para ti, ¿qué es lo más impresionante de este espectáculo?

Las multidisciplinas: hay desde cantantes, coro de niños, coro de grandes, barítono, tenor, soprano, instrumentos. Además, es multicultural porque viene un bailarín cubano, uno de Estados Unidos y de otras nacionalidades. Es como un poco de todo y eso te pone la piel chinita.

¿Qué es indispensable que el público sepa para disfrutar más la historia?

La música la han usado para cosas de terror, en especial relacionadas con el diablo. Son cantos profanos, pero también de amor, relacionados con la pasión. Me gustaría que escucharan toda la obra en vivo para que sientan lo que es. Hay traducciones increíbles.