Adopta un perro en el Metro de la CDMX

Próxima estación, Centro de Transferencia Canina

Centro-de-Transferencia-Canina
Foto: Lulú Urdapilleta

Desde hace dos años, el Centro de Transferencia Canina ha rescatado 262 perros de las vías del Metro, y actualmente 23 que buscan casa.

Desde hace dos años, los perros rescatados en el Metro de la Ciudad de México tienen un espacio que les permite buscar un hogar. Son más de tres mil metros cuadrados en los que una treintena de canes aprenden a socializar, después de haber  sido rescatados de las vías del Sistema de Transporte.

Las primeras residentes del Centro de Transferencia Canina (CTC) ubicado en El Rosario, fueron Panti, rescatada de la estación Pantitlán y Jamai de Jamaica, cuyo protocolo duró tres días pues estaba escondida en la interestación. Ellas son las que reciben a los visitantes a través de dos pinturas que se hicieron en su honor, pues ya cuentan con un hogar.

Desde entonces, el CTC ha rescatado 262 perros, de lo cuales, se han dado en adopción 229, 10 han sido recuperados por sus dueños y 20 perros están en espera de un hogar y tres en proceso de recuperación de lesiones y cirugías.

Perros rescatados por el Centro de Transferencia Canina

“Sin embargo, tenemos un registo desde 2013 de 527 animales rescatados entre perros y gatos, que entonces eran enviados a asociaciones altruistas; además de animales silvestres como zarigüeyas con sus crías, serpientes, iguanas y halcones que son canalizados a la brigada de vigilancia animal”, explica Edgar Abarca Pérez, coordinador de Protección Civil del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Las líneas superficiales, principalmente A y B son las que registran la mayor cantidad de rescates, aunque también han ocurrido en estaciones aéreas y subterráneas. Además de que los meses de junio, julio y agosto son los meses con mayor actividad, que, dice Abarca Pérez, está asociado al abandono de animales que fueron regalos de navidad y al ver que crecieron o que significan un gasto son sacados de las casas.

Trabajadores al rescate

El protocolo de rescate incluye a los perros que están en las vías, toda vez que hay un riesgo de atropellamiento y de electrocución, pues el sistema de tracción del Metro es eléctrico de 750 volts, y hay una barra guía que es la que contiene la energía.

Cualquier usuario o trabajador puede hacer el aviso al jefe de estación, este lo reporta al Puesto de Monitoreo Central, quienes son los encargados de notificar a la coordinación de Protección Civil para que lleven a cabo el rescate en unos cuantos minutos. 

Si la ocasión lo permite, los conductores pueden hacer paros parciales de corriente, se bajan del convoy, se acercan al perro, lo cargan, lo suben al Metro y lo entregan en la siguiente estación. Si el animalito es más agresivo, en cada línea hay una garrocha que los puede sacar sin hacerles daño.

“Hemos tenido perros que los correteamos de estación a estación y  se han hecho cortos de corriente de hasta 15 minutos, queremos ahorrar tiempo pero el objetivo principal es sacarlos del riesgo y luego hacer que el tren siga su marcha. Una vez que están seguros, los trasladamos al centro para que reciban alimento y atención veterinaria”, dice el coordinador de Protección Civil.

Los huéspedes

El Centro de Transferencia Canina es el único de este tipo en el mundo y lo que busca es darle otra oportunidad a los perros que estuvieron en riesgo, que fueron descuidados o abandonados por sus dueños.

Hay cupo para 35 perros en 16 jaulas grandes y está pensado para crecer el espacio. En el Centro laboran una veterinaria, dos asistentes y una persona de fin de semana y cuando se llenan de huéspedes, se hacen ferias de adopción en la Glorieta de Insurgentes y en todos los casos se le da seguimiento.

A los perros que llegan se les pone el nombre de la estación en la que fueron rescatados, por ejemplo, a quienes recibieron en Pantitlán se les ha puesto Pan y Panky, el de Bosques de Áragón se llama Bos; Ferry provino de Ferrería; Uamy de Metro UAM; Reyna de Los Reyes y Tao de la estación Guelatao, entre otros.

“Llegan perros adultos y también cachorros, a unos nos los dejaron en una caja de zapatos, al igual que un gatito y hubo otro caso de un perro que lo amarraron en los tubos de un vagón. Hay muchos actos de irresponsabilidad y por desgracia nunca hemos tenido la oportunidad de captarlos al momento del abandono para sancionarlos”, dice Alfredo Abarca.

Así puedes adoptarlos

Si te interesa darle hogar a alguno de los perritos rescatados, debes descargar y llenar el formato para la adopción de caninos en la página www.metro.cdmx.gob.mx/adoptame donde también podrás ver la fotos de los perritos que actualmente están en espera.

Ya que lo tengas, debes ir al Centro de Transferencia Canina ubicado en avenida de las Culturas s/n, colonia El Rosario en Azcapotzalco, exactamente enfrente de la estación de Metrobús Colegio de Bachilleres 1. O puedes llamar al 56274142 para hacer una cita de lunes a domingo de 9 a 18 horas.

El día que te presentes, debes llevar copia de tu credencial de elector, licencia de conducir o pasaporte; comprobante de domicilio de no más de tres meses de antigüedad que puede ser recibo de luz, agua, predio o teléfono.

El Centro de Transferencia Canina se va a asegurar que seas una persona apta, cuentes con espacio sufuciente, buenas condiciones y puedas cubrir las necesidades del perro, por lo que te programarán una visita domiciliaria.

Si cumples con todos los requisitos te darán una fecha para que puedan entregarte a tu perro  bien bañado, con la vacuna antirrábica y esterilizado. Listo para que le des mucho amor. Si te interesas por los perros pero no puedes tener uno en casa, puedes hacer donaciones en especie para el Centro de Transferencia Canina, te recomendamos llamarles para que te digan cómo puedes contribuir.

Te puede interesar: Perros, los amos de la calle