Ai Weiwei llega al MUAC

Una exposición contra el olvido

Ai Weiwei

Por su labor a favor de los derechos humanos y la libertad de expresión, Ai Weiwei es uno de los artistas más reconocidos en el mundo. Y ahora, podrás disfrutar su obra en el MUAC

La desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014 no está olvidada. Al contrario, y para mostrar la importancia de la memoria social en México y en el mundo, el Museo de Arte Contemporáneo (MUAC) trae la exposición “Restablecer memorias” del artista chino Ai Weiwei.

Además, con esta muestra el museo festeja sus primeros diez años de existencia. Se trata de un proyecto el cual “une la inquietud que representa la destrucción del patrimonio cultural y nuestra relación con los ancestros; el trauma que significa el atentado contra el futuro, el cual supone la violencia contra los jóvenes”, dice el recinto sobre la muestra, la cual fue curada por Cuauhtémoc Medina en colaboración con Virginia Roy.

No es la primera vez que el artista chino monta una exposición en la ciudad, pues en 2014 presentó “Círculo de animales/cabezas de zodiaco” en el Museo de Antropología, conformada por una serie de esculturas de bronce inspiradas en los signos del zodiaco chino.

Ai Weiwei, “Restablecer memorias”

La idea de “Restablecer memorias” surgió cuando Ai Weiwei visitó México en 2015, con la intención de comenzar un nuevo proyecto acerca de la pérdida del futuro y los derechos de la gente. Desde entonces ha visitado nuestro país en varias ocasiones, incluso un año después recorrió Tepito y publicó varias fotografías de la vida cotidiana en este barrio de la ciudad en su cuenta de Instagram.

Durante estos viajes, visitó zonas específicas del país para conocer más sobre la migración y en 2018 se reunió con los padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, de donde salió el documental To Be About the Ayotzinapa Case. Y es que para Ai Weiwei, el arte es un medio importante para alzar la voz sobre problemas sociales.

Para su exposición en el MUAC no solo presentará el documental. El artista creó una serie de retratos con piezas de Lego sobre este hecho, las cuales exploran las consecuencias no solamente individuales, sino también las sociales de una tragedia de esta magnitud.

Otra de las obras exhibidas es el mayor readymade histórico-político del artista. Se trata del Salón ancestral de la familia Wang, el cual es un templo de madera de la dinastía Ming. Esta obra muestra cómo el patrimonio cultural chino quedó en destrucción por la violencia de la revolución y la comercialización de antigüedades. Es una de sus piezas más importantes, pues tiene 400 años y por ella es que se metió en problemas políticos.

Como parte de la muestra, habrá una conversación con el artista chino en la Sala Miguel Covarrubias, del CCU. La cita es mañana viernes, a las 11:00, y la entrada es libre, sin embargo, el cupo ya está lleno. Para no perdérsela, va a ser transmitida en línea en el canal de YouTube webcast unam01. “Restablecer memorias” estará abierta al público desde el 13 de abril hasta el 6 de octubre en el MUAC (Insurgentes Sur 3000, Ciudad Universitaria), de miércoles a domingo.

La exposición llega a nuestro país en el marco de los primeros 10 años del MUAC. Desde que abrió sus puertas, el 26 de noviembre de 2018, el recinto ha recibido a más de 5 millones de personas. El museo, diseñado por Teodoro González de León, es parte del Patrimonio de la UNAM.

Pero ¿quién es Ai Weiwei?

No solo es uno de los artistas contemporáneos más conocidos a nivel mundial, es también uno de los activistas más reconocidos. Hijo del poeta Ai Qing, nació en Pekín en 1957. Desde pequeño, su infancia estuvo marcada por cuestiones políticas, pues su familia fue exiliada por el Partido Comunista.

Ai estudió animación y constantemente participaba en actividades culturales. Poco a poco se fue involucrando más en instalaciones artísticas relacionadas con temas como los derechos humanos y la libertad de expresión.

Años después, el artista vivió en Estados Unidos durante más de una década. Ahí estudió y se involucró con el círculo cultural estadounidense, comenzó a hacer trabajos artísticos —algunos sobre las obras de Marcel Duchamp y Andy Warhol—. Sin embargo, tuvo que volver a Pekín cuando su padre enfermó, pero eso no evitó que siguiera inmerso en la vida cultural. Ya de regreso en su país, publicó algunos libros y fue fundador de un grupo de artistas experimentales.

Ai Weiwei es también conocido por ser un fuerte crítico del gobierno chino, por lo que ha sido perseguido y hasta encarcelado. Todo empezó con un blog que abrió en 2005, donde escribía su pensar sobre la política de su país, además de arte, arquitectura y otros temas; la página, que ya había ganado mucha popularidad, fue cerrada en 2009.

En 2010, después de investigar la corrupción tras el terremoto de Sichuan y de construir su Shanghai Studio, recibió una orden de arresto domiciliario, pues de acuerdo con el gobierno chino su proyecto era ilegal, a pesar de que lo hizo gracias a la persuasión de un alto funcionario de Shanghai.

Durante todo ese año tuvo prohibido salir de China hasta que el 3 de abril de 2011 fue arrestado, supuestamente por evasión de impuestos. Después de casi tres meses en prisión, fue liberado.Desde entonces ha vivido en diferentes países. En América Latina, ha traído sus obras a Brasil y Argentina —aunque fueron exposiciones diferentes a la que estará aquí—, ahora toca el turno a la CDMX. Recientemente, Ai Weiwei estrenó su segundo documental centrado en los refugiados llamado The Rest.

Te puede interesar: Fotogalería | Museo Casa Guillermo Tovar de Teresa