Al relevo de Arne

Amada Rodríguez sustituye a Arne aus den Ruthen Haag como city manager de la MH, donde busca imprimir su propio estilo al cargo.

FOTOS: LULÚ URDAPILLETA

Amada Rodríguez tiene 20 días en uno de los puestos públicos que más han captado la atención en la capital del país a lo largo del último año: city manager de la delegación Miguel Hidalgo.

Llegó al cargo el pasado 23 de junio después de que su antecesor, Arne aus den Ruthen Haag, lo dejó temporalmente para enfrentar un pleito legal en el que acusa al Instituto de Verificación Administrativa local (Invea) de clausurar sin justificación un edificio propiedad de su familia.

Hasta antes de su renuncia, Arne se había dado a conocer —y había generado polémica— por sus operativos transmitidos por Periscope para denunciar violaciones a diversas normas, por confrontar a los ciudadanos infractores e, incluso, por haber sido golpeado en el ejercicio de sus funciones.

Para Rodríguez, licenciada en Administración con 37 años de edad, el desempeño de su antecesor refleja cuál es su sello personal como servidor público, un estilo que asegura respetar pero que ella no tratará de imitar mientras sea city manager.

“Yo no siento que tenga que llenar los zapatos [de Arne]. Creo que es un tema de que cada quien tiene su estilo. Arne tiene su estilo […] Yo tengo un perfil diferente. Yo soy un poco más técnica, un poco más conciliadora, de ‘vamos a ver cómo lo resolvemos sin necesidad de llegar a los extremos’”, dice.

Un ejemplo de este cambio es que Rodríguez mantendrá las transmisiones por Periscope de los operativos que realice con Fuerza Urbana —el equipo delegacional que atiende las solicitudes ciudadanas en materia de servicios urbanos—, aunque las hará con menor frecuencia.

“Muchos preguntan eso: que si voy a hacer Periscope todos los días. La verdad es que no me he dado el tiempo. Yo sí quisiera que fuera a diario, pero adicional a la parte de campo también hay cosas que atender con otras áreas, el tema de coordinación, y la idea no es estar grabando por grabar. De lo contrario, les llenaría todos los días de un reporte de Fuerza Urbana, que está bien, pero a lo mejor podemos también informar de otras maneras”, dice.

ESTO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ARNE, CAZADOR DE GANDALLAS

Actitud ante los infractores

Antes de ser nombrada city manager por la jefa delegacional Xóchitl Gálvez —cuya gestión inició el 1 de octubre de 2015—, Rodríguez ya trabajaba en la demarcación. De acuerdo con la funcionaria, realizaba tareas de atención al ciudadano, lo que le ha permitido asumir sus nuevas responsabilidades sin mayores contratiempos.

Hasta ahora, detalla, las solicitudes que su oficina recibe con más frecuencia son para el retiro de “cachivaches”, objetos con los que ciudadanos apartan lugares para estacionarse en la vía pública. Otros llamados son para pedir servicios como la poda de áreas verdes y algunos más para reportar a quienes tiran basura en la calle.

Al respecto, Rodríguez comenta que uno de los mayores desafíos de su puesto consiste en hacer entender a las personas infractoras en qué momento violan una ley y por qué ameritan una sanción.

“Es un tema de que el ciudadano sepa que está violando la Ley de Cultura Cívica, de decirle: ‘Oye, estás violando esto y por eso tienes que ir al juez cívico, tienes una falta’. Es un tema de decirle por qué estamos haciendo esto, no nada más agarrar, recoger y que diga: ‘¿A dónde me llevas?’. No, que esté consciente de que tiene una falta”, comenta.

IP4A8416

Al margen de la grilla

Rodríguez, especialista en temas de recursos humanos, maneja la cuenta de Twitter @LaCityManager, en la que a la fecha tiene poco más de cuatro mil 500 seguidores y no solamente publica las actividades que realiza Fuerza Urbana, sino también las de otras áreas de la delegación.

Asegura que lo hace porque, más allá del cargo que ocupa o del que tenga después con el eventual regreso de Arne, está “orgullosa” de formar parte de la administración de Gálvez, pues considera que está buscando diferenciarse de otras gestiones, siguiendo principios como la cero tolerancia a los actos de corrupción, la transparencia y la innovación.

En ese contexto, afirma que su meta es contribuir al trabajo de todo el equipo delegacional, mas no comenzar a forjar una carrera política propia. Como ejemplo de ello, menciona que no tiene antecedentes partidistas —a diferencia de Gálvez, quien milita en el PAN, o del propio Arne, quien también fue panista— y que prefiere el trabajo operativo a “la grilla”. “Siempre trato de mantenerme al margen”, insiste.

A pesar de ello, y aunque su trayectoria profesional previa se había desarrollado en empresas privadas, admite que está abierta a seguir en el sector público si es invitada por futuras administraciones con proyectos que la convenzan.

“La verdad, si me dijeran ‘tienes que decidir qué vas a hacer después’, sí me enfocaría un poco más en la iniciativa privada. Pero si alguien me invita a un equipo y me gustaría hacer lo que me dicen que haga, por supuesto que sí [lo haría]”, dice Rodríguez, quien asegura que su prioridad, por ahora, no es otra que atender sus responsabilidades presentes.

En cifras

  • 372,889 habitantes tiene la delegación Miguel Hidalgo, según el censo que el Inegi hizo en 2010.
  • 1,808 mdp tiene asignados la demarcación como presupuesto para 2016.
  • 50 funcionarios forman Fuerza Urbana, que ve solicitudes de servicios urbanos.
Compartir
Artículo anteriorPlaceres azucarados
Artículo siguienteAhora mismo en… 6 películas, 3 continentes
Soy periodista. Sigo temas políticos, sociales y capitalinos. Del 19 de octubre de 2015 al 30 de septiembre de 2016, tuve el gusto –y el reto– de editar los especiales de Máspormás.