Constitución: inicia la ruta

La propuesta del GCM saldrá en agosto, dice el consejero jurídico, en la tercera entrevista de una serie sobre el Constituyente.

Pasada la elección de diputados de la Asamblea Constituyente, y mientras se resuelven las impugnaciones, el próximo paso hacia la Constitución local es tener lista la propuesta de Carta Magna que se discutirá a partir del 15 de septiembre. Esta iniciativa estará terminada en la primera quincena de agosto, afirma Manuel Granados, consejero jurídico del gobierno capitalino.

El exdiputado local atiende esta entrevista apresurado. Así, a las carreras, ha vivido las últimas semanas. Él es el secretario técnico del equipo redactor de la iniciativa de Constitución y uno de los responsables de recibir a los ciudadanos que tengan propuestas para incluir en ella.

Esta vez, en la sala contigua a su oficina, en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, lo esperan tres grupos de peticionarios de la plataforma Change.org que impulsan propuestas para la Constitución.

En su experiencia como legislador, asegura que el proceso va bien. Que la redacción de la iniciativa estará lista y que por ahora el avance es de 60%. Casi concluyó ya la etapa de discusión de principios en los que se basará y ahora el grupo trabajará en aterrizarlos en un articulado coherente.

De manera paralela, varios integrantes de este colectivo de notables atienden y reciben las propuestas de los capitalinos que buscan incidir en la redacción. Hasta ahora, dice Granados, se han planteado más de 280 propuestas desde la sociedad civil y se han atendido a más de 600 personas y grupos interesados en plantear ideas.

Los caminos

Para abrir la participación de los ciudadanos, existen varias rutas para hacer llegar ideas: la página de internet constitución.cdmx.gob.mx, que hasta la semana pasada recibió 112 mil 180 visitas; los sondeos masivos Imagina Tu Ciudad, que han reunido 12 mil 889 opiniones, y la plataforma de Change.org, con 311 propuestas y 155 mil adhesiones a éstas.

Aunque sólo da oportunidad a los capitalinos con acceso a internet, esta última opción es la más sencilla para medir el respaldo a las propuestas ciudadanas e incidir en la iniciativa.

Para ello, la secretaría técnica decidió que cuando una propuesta ciudadana rebase los cinco mil adeptos, el consejero jurídico recibirá personalmente a los promotores; cuando rebase las 10 mil firmas, podrán reunirse con tres integrantes del equipo de redactores, y si rebasa las 50 mil, podrían presentar su iniciativa ante el pleno del grupo redactor.

Granados afirma que “todos los integrantes del grupo redactor tenemos la actividad de recibir a grupos, escucharlos, tomarles las propuestas y darlas a conocer”.

Y aunque parece complicado vaciar toda la información que se recaba e incorporar todas las propuestas, promete que en el proyecto de Constitución se incluirán todas estas ideas, siempre y cuando no contravengan disposiciones federales o vayan en contra de la progresividad en la que, afirma el perredista, se basará la iniciativa.

“Hemos recibido cada lunes a personas que hacen una propuesta y que logran adhesiones. Hemos recibido, por ejemplo, a quien propuso que por cada habitante de la ciudad haya un mínimo de áreas verdes, según indicadores de la OMS;  la protección a las comunidades LGBTTTI ha tenido más de 10 mil adhesiones; proteger a los animales tiene más de 30 mil adhesiones. Esto genera una participación más activa, para que se traduzca en el documento normativo y dentro de la plataforma”, dice.

¿3 de 3?

La nueva Constitución girará en torno a 17 ejes y aunque todos han generado un debate en el grupo redactor, el tema del combate a la corrupción, la transparencia y la rendición de cuentas ha logrado consensos importantes.

Dos puntos importantes, detalla el consejero, son: uno, bajar la edad de 18 a 16 años para que los jóvenes participen en elecciones locales y procesos de participación ciudadana como presupuesto participativo, plebiscitos y consultas, y el otro, transformar la obligatoriedad que tienen las instituciones y sus titulares de comportarse con transparencia, imparcialidad y legalidad en el derecho a tener un buen gobierno.

Y aunque todavía no es un hecho y sólo lo menciona como posibilidad, dice que podría incorporarse a la Constitución lo que a nivel federal no ha pasado: la Ley 3 de 3. “Digamos que el 3 de 3 son mecanismos como se obligaría al servidor público a generar condiciones de transparencia”, dice.

Sin embargo, contrario a lo que proponen los impulsores de la 3 de 3, Granados asegura que no se tiene contemplado generar más instituciones. “No, porque en este esquema [la sociedad civil] podrá incorporarse a mecanismos, consejos de vigilancia, pero no crear contralorías sobre contralorías. Ya están las que provienen del Estado y no podemos ser anticonstitucionales creando otras dependencias que puedan duplicar funciones de las que ya hay”.

La idea, sostiene, es que la nueva Constitución sea de “vanguardia” e incorpore derechos de cuarta generación que hoy no están garantizados en ninguna ley de la Ciudad de México.

En cifras

  • 47 mil personas han pedido incluir el derecho a la buena administración pública.
  • 37 mil han firmado en Change.org para pedir que se incluyan normas para proteger a los animales.
  • 20 mil han pedido garantizar en la Constitución el acceso universal y gratuito a internet.
Compartir
Artículo anteriorInvasión de wraps
Artículo siguienteTu plan para hoy / 7 de junio
Rafael Montes es reportero de la ciudad desde hace siete años. Apasionado de la movilidad, el urbanismo y el medio ambiente. Ciclista y peatón cotidiano, no tiene auto y sólo de ser muy necesario deja la bici para subirse al Metro o al coche de su novia.