En busca de una capital azul

En su nueva faceta como asambleísta, Santiago Creel exigirá que la Constitución local incluya los principios defendidos por el PAN.

Santiago Creel tiene junto al escritorio de su oficina, en Bosques de las Lomas, una pequeña vitrina donde guarda un ejemplar del Diario Oficial de la Federación del lunes 5 de febrero de 1917, fecha en la que se promulgó la Constitución del país.

A casi 100 años de ese hecho, a él le tocará participar en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, el órgano que discutirá, votará y aprobará la primera Carta Magna de la capital.

Faltan todavía dos meses para que esta institución se instale y comiencen las discusiones —a mediados de septiembre—, pero Creel asegura que el Partido Acción Nacional (PAN) ya tiene claro cómo quiere que sea la Constitución local.

“Debe ser una Constitución, en primer lugar, humanista. Una Constitución pensada e ideada para la persona que habita en esta ciudad, no una Constitución de políticos, no un acuerdo de las élites”, dice.

La meta del PAN —agrega— es alcanzar un “humanismo total”, el cual consiste en lograr que se incluyan principios para fortalecer la transparencia, la rendición de cuentas, la responsabilidad de los servidores públicos y la resolución de conflictos entre derechos individuales y colectivos.

Un aspecto concreto en el que se podría reflejar esto sería establecer que los programas sociales deban contar con padrones públicos y deban ser evaluados para conocer cuál es su impacto. Otro sería fijar bases para definir cuándo vale más, por ejemplo, el derecho de tránsito de una persona o el derecho de una colectividad para manifestarse en las calles.

“¿Cuándo sí y cuándo no? Eso quiero ver en la Constitución. Porque, entonces, ¿esto va a estar a discreción del jefe de la policía?, ¿cuándo un bloqueo sí y cuándo uno no? […] ¿Se puede permitir un bloqueo que ahorque la ciudad y afecte por seis u ocho horas a millones de capitalinos? Yo creo que no, pero eso lo tiene que decir la Constitución”, argumenta Creel.

Además —agrega el exsecretario de Gobernación, exsenador y exaspirante presidencial—, la Carta Magna deberá sentar las bases de las leyes secundarias y los reglamentos que rigen a los capitalinos.

“La Constitución es la regla de reglas, no son reglas de detalle o no deben de serlo […] Las reglas de detalle, es decir, las leyes y los reglamentos, tienen que inspirarse en esos principios para hacer sus redacciones”, dice el panista.

ESTO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ENTREVISTA CON KATIA D’ARTIGUES

¿Y el aborto y el matrimonio gay?

En la década pasada, en la capital se aprobaron reformas a las que el PAN se opuso: la interrupción legal de embarazo antes de las 12 semanas de gestación, avalada en 2007, y el matrimonio entre personas del mismo sexo, al que se dio visto bueno a finales de 2009.

Cuestionado dos veces sobre cuál será la posición del PAN en estos temas en la Asamblea Constituyente, Creel únicamente responde que, si bien ambos cambios ya fueron respaldados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), su partido entrará al debate si son planteados durante la redacción de la Constitución capitalina.

“Si se ponen los temas en la mesa, fijaremos nuestra posición sin lugar a dudas. Pero nuestra idea es realmente forjar un consenso amplio en los temas donde sí estamos de acuerdo y donde no estamos de acuerdo, simplemente respetarnos unos a otros”, dice el panista.

ESTO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ENTREVISTA CON ISMAEL FIGUEROA

Los panistas buscan brillar

A nivel nacional, el PAN obtuvo resultados importantes en las elecciones de junio pasado. De las elecciones para gobernador en 12 estados, ganó en siete, en algunos casos en alianza con el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En la capital no ocurrió lo mismo. Los panistas quedaron en tercer lugar en votos para la Asamblea Constituyente —con poco más de 203 mil—, aunque muy por debajo de Morena y del propio PRD.

Tales números, considera Creel, deben servir como una importante llamada de atención para el PAN de la Ciudad de México, para que sus militantes tengan un buen desempeño en la elaboración de la Constitución local y esto les permita crecer en las preferencias de la ciudadanía.

Sin embargo, desde ahora los panistas tienen fricciones con autoridades capitalinas. Recientemente, la bancada azul en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) acusó al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, de no difundir detalles de su propuesta de Constitución, e incluso planteó la posibilidad de que el PAN finalmente no participe en el Constituyente.

Al respecto, Creel menciona que el PAN quiere conocer el borrador del equipo de Mancera “lo más pronto posible”, pues hasta ahora no saben “absolutamente nada” de lo que se está trabajando.

Y después del Constituyente, ¿buscará Creel competir otra vez por el Gobierno de la ciudad, como ya lo hizo en el año 2000? Él asegura que, al menos por el momento, no piensa en esa posibilidad. “Yo no creo en los puestos por los puestos. Creo en las causas, vamos haciendo la Constitución bien hecha. Yo estoy ahorita con una causa aparte de la Constitución de la ciudad, que es que mi partido se fortalezca”, afirma.

En cifras

  • 61 años tiene Santiago Creel, quien ha ocupado diversos cargos públicos y dentro del PAN.
  • 203 mil votos consiguió el PAN en la pasada elección para la Asamblea Constituyente.
  • 14 asambleístas se espera que tenga el PAN en el órgano que hará la Constitución local.
Compartir
Artículo anteriorTu plan para hoy / 5 de julio
Artículo siguienteJugosos manjares
Reportero titular que a veces juega de editor derecho, formado en redacciones de un par de diarios nacionales, pero siempre cubriendo la ciudad. En los ratos libres me gusta practicar boxeo, no porque esté de moda, sino porque te pone en forma para los ‘chacaleos’.