Éntrale a la garnacha… vegana

¡Adiós, ensaladas aburridas!

La cocina vegana chilanga es una nueva tendencia en la ciudad. dile Adiós a las ensaladas y la “carne” de soya, y dale la bienvenida a la comfort food rica y 100% libre de productos de origen animal

Comer vegano no necesariamente significa comer saludable. En el sentido estricto, veganismo se refiere solo a “rechazar el uso y consumo de todos los productos y servicios de origen animal por razones éticas”. O sea que un vegano podría alimentarse de pura ensalada insípida o de puras papitas fritas en aceite de coco y ya, será vegano pero no comerá rico.

Por fortuna para los veganos —y para los omnívoros que apreciamos la comida rica, sea de la corriente que sea—, cada vez hay más cocineros comprometidos con la innovación en la cocina libre de productos de origen animal. Inventan platillos, experimentan con los ya conocidos y gracias a tanta exploración se ha creado una nueva cocina que la Ciudad de México ha acogido con cariñito: la cocina vegana chilanga.

Ya no hablamos de tacos de pastor hechos de soya y ensaladas sosas, sino de platillos construidos con la misma intención que los que llevan carne y queso: que sepan rico, que nos hagan felices. Algunos sorprenden porque no buscan imitar el sabor de la carne, sino crear nuevos sabores que complazcan.

Esta cocina vegana chilanga es una tendencia a la alta, no solamente porque el veganismo ha ganado adeptos, sino porque ha atraído la atención de los omnívoros, quienes ya estamos dispuestos a disfrutarla.

Para esta guía elegimos estos restaurantes absolutamente veganos que ofrecen garnachitas sabrosas, desde hamburguesas y pizzas hasta pambazos, tortas y taquitos. Dejamos fuera bowls de quinoa y carnes simuladas con soya. Abre tu mente y estómago, chance encuentras tu nuevo platillo favorito.

u.to.pi.a

Aquí puras garnachitas (mexas y gringas). La pizza “meat lovers” tiene queso, papa, aceite de coco y tapioca (se derrite deli), chorizo de garbanzo, tocino de coco y salchicha de trigo. La crema de los pambazos y los sopecitos es de nuez de la India y los quesos son de macadamia o de almendra.

Juan Escutia s/n esq. Cuernavaca, Col. Condesa, $150 promedio

Pan D’Monium

Aquí está una de las mejores hamburguesas de la ciudad y está hecha con vegetales y garam masala. Se llama Malicia y tiene malicia en su saborcito especiado y acertado. En el restaurante está otra delicia: la Banana limbo, de plátano macho, queso de papa y salsa de frijol con chile pasilla.

Orizaba 83, Col. Roma Norte (local de calle) / Chilpancingo 129, Col. Roma Sur (restaurante), $100 promedio

Aura Vegana

¡Taquitos dorados de jamaica!, con queso de almendras y crema de nuez de la India que chance hasta es más rica que la de vaca. La tirada de este comedor es alejarse de “la versión vegana de…” y ofrecer platillos propositivos, con buenas combinaciones de vegetales, semillas, leguminosas…

Malintzin 199, barrio Del Carmen, $200 promedio

Akarma

Fast food vegana y un par de ensaladas —pa’ no dejar—. Entre lo más popular —y sabroso— está la hamburguesa Kong, de plátano con espinaca y amaranto (inserte emoji de corazón); la torta de milanesa, de amaranto, avena, garbanzo y trigo; y las Aliflowers, “alitas” hechas de flor de calabaza tempurizada.

Lucerna 72-A, Col. Juárez, $200 promedio (tiene servicio a domicilio)

VegAmo

Sus clientes los buscan por su Waffle Chewbacca, un sándwich de waffles verdes (con espinaca y aguacate), relleno de tocino, queso champiñones y espinacas; la Pink Burger, con bollo de masa madre con betabel y pattie de garbanzos, habas, hummus, plátano y especias. Deli, como todo en su menú.

Revillagigedo 47, Centro Histórico, $200 promedio

La Pitahaya Vegana

Este lugar sobresale entre el resto por sus tortillas rosadas (hechas de maíz blanco con betabel, ajonjolí, chía y amaranto), pero también porque su sazón es verdaderamente extraordinaria. El chorizo de las enfrijoladas no es de soya, es de garbanzo con especias en su punto justo; el pastor es de setas y el chicharrón de queso, de almendra.

Querétaro 90, Col. Roma Norte, $200 promedio

Les Gords

Caele a botanear unas no-alitas de coliflor empanizada con salsa barbecue casera, unas empanadas de viento rellenas de queso de almendra o unos chilaquiles con queso de coco y crema de tofu. Échate una chela y admira el mural de la cafetería, hecho por Razul (colectiva colombiana de arte).

Ahuanusco 33, Col. Pedregal de Santo Domingo, $100 promedio

Los Loosers

El menú cambia todo el tiempo, porque Mariana Blanco no deja de experimentar. Encuentras joyas sabrosísimas como el ramen, las gorditas prensadas con queso encurtido, o el aguachile de coco. Usan maíces criollos para los tacos, vegetales de su huerto y siempre ofrecen pan y postres ricos.

Sinaloa 236 B, Col. Roma Norte, $300 promedio

Malva Vegan Experience

Su propuesta es rara, con platillos de aquí y de allá. Ofrecen desde pambazos con chorizo de soya y panuchos con cochinita pibil hecha de proteína de chícharos, hasta yakimeshi, lasaña de verduras, falafel, sándwiches de yaka con barbecue y milanesas hechas de hongos, linaza, arroz y papa.

Guillermo González Camarena 900, local 3, Col. Zedec Santa Fe, $300 promedio