Eurocopa 2020: Arranca el verano futbolero

Ilustración: Shutterstock

Tras un año de espera, la Eurocopa finalmente se llevará a cabo del 11 de junio al 11 de julio. ¿Repetirá Portugal como campeón o habrá un nuevo rey en el Viejo Continente?

Este torneo, una de las competencias a nivel selección más importante del mundo, debía disputarse durante el verano de 2020, pero, al igual que muchas otras actividades, tuvo que ser postergado por la pandemia de COVID-19.

La UEFA había decidido que se realizaría una edición única para celebrar los 60 años vividos desde el torneo inaugural, que fue en Francia. En esa ocasión, la selección de la Unión Soviética se coronó campeona tras derrotar 2-1 a Yugoslavia en el Parc des Princes, en París.

Durante 16 años, solo jugaban en este campeonato cuatro equipos. Posteriormente, en 1980, lo hicieron ocho, número que aumentó después hasta llegar a 16. Este año, y por segunda vez en la historia, la competición contará con un formato de 24 clasificados. 

Lo interesante de esta Eurocopa es que tendrá 11 ciudades anfitrionas, las cuales se repartirán distintos partidos de la fase de grupos, así como de octavos y cuartos de final. Mientras que las semifinales y la final se llevarán a cabo en una misma sede: el Wembley Stadium, de Londres, Inglaterra.

Los otros recintos que serán escenario del resto de los duelos son el Krestovsky Stadium, de San Petersburgo, en Rusia; el Olympic Stadium, en Bakú, Azerbaiyán; la Allianz Arena, en Múnich, Alemania; el Stadio Olimpico, en Roma, Italia; la Johann Cruijff Arena, en Ámsterdam, Holanda; la National Arena, en Bucarest, Rumanía; el Ferenc Puskás Stadium, en Budapest, Hungría; el Parken Stadium, en Copenhague, Dinamarca; el Hampden Park, en Glasgow, Escocia; el Estadio de la Cartuja, en Sevilla, España. 

La decisión de ampliar el número de sedes fue tomada en 2012 por el Comité Ejecutivo de la UEFA, como una forma de celebrar dicho aniversario. Gianni Infantino, presidente de la FIFA, y quien era entonces secretario general del organismo, explicó que el propósito era tener “una fiesta en toda Europa” y no en un solo país.

Un análisis de cada grupo

En el Grupo A, Italia se perfila como el equipo favorito pese al vergonzoso momento que pasó tras no conseguir su boleto al Mundial de 2018, luego de caer ante Suecia. Por su parte, las selecciones de Suiza y Turquía buscarán abrirse camino y tener un lugar, al igual que Gales, que llegó a cuartos de final en la Eurocopa pasada tras vencer a Bélgica 3-1. Sin embargo, los británicos fueron derrotados por Portugal en la semifinal.

El sector B lo encabeza Bélgica, unas de las selecciones más constantes de los años recientes y que consiguió su pase a la competencia continental tras arrasar en las eliminatorias con diez victorias, 40 goles a favor y solamente tres en contra. Aquí el equipo a seguir es Dinamarca, una selección plagada de estrellas —como Kasper Schmeichel, Christian Eriksen y Martin Braithwaite— que espera repetir lo logrado en 1992, cuando los daneses se coronaron en la Eurocopa. Por su parte, el conjunto ruso, liderado por Stanislav Cherchesov, desea mejorar el resultado de 2016, donde no pasó de la primera ronda y quedó con solo un punto. Además, la debutante Finlandia, selección que le debe gran parte de su clasificación al goleador Teemu Pukki, jugará cerca de casa, lo que podría darle ventaja.

Ahora toca el turno del Grupo C. Tras perderse el Mundial de Rusia 2018 y la Eurocopa de 2016, el equipo de los Países Bajos regresa a un torneo de selecciones con la esperanza de hacer un mejor papel. En este sector habrá que prestar atención a lo que haga Ucrania, equipo que clasificó a este torneo como primer lugar de su grupo, por encima de Portugal, actual campeón de la Euro. Macedonia del Norte y Austria completan el bombo. Los primeros son liderados por el veterano delantero de 37 años, Goran Pandev; mientras que las esperanzas de los austriacos están puestas en David Alaba.

En el sector D, Inglaterra es la selección favorita para avanzar en primer lugar. El equipo inglés llega a este torneo con un equipo que mezcla experiencia y juventud, con figuras de la talla de Harry Kane, Jadon Sancho, Mason Mount y Phil Foden. Aunque no hay que descartar a Croacia, actual subcampeón del mundo, que, con un equipo plagado de estrellas, puede complicarle las cosas a cualquiera. Complementan el grupo Escocia, que volverá a disputar una Euro 25 años después luego de clasificar milagrosamente por una tanda de penaltis ante Serbia, y República Checa, equipo que ocupa actualmente el lugar número 42 del ranking de la FIFA.

España, Suecia, Polonia y Eslovaquia conforman el Grupo E. Empecemos por los ibéricos. La convocatoria de Luis Enrique para esta Eurocopa pasará a la historia por ser la primera vez en la que no está ningún jugador del Real Madrid. Sergio Ramos, capitán de la Roja los últimos años, se quedará con las ganas de jugar tras una temporada plagada de lesiones.  Asimismo, la selección de Suecia no incluyó a Zlatan Ibrahimovic por una lesión en la rodilla, por lo que la carta maestra de Janne Andersson fue Alexander Isak, delantero de la Real Sociedad. Mientras, una Polonia comandada por el insaciable Robert Lewandowski y otros jugadores en la élite europea podrían dar alguna sorpresa. Finalmente, Eslovaquia juega su segunda Eurocopa consecutiva con figuras como Milan Škriniar o Marek Hamšík. Por último, está el “Grupo de la muerte”. Sin duda, el sector F es el que más expectativas genera, ya que Alemania, Francia y Portugal protagonizarán una batalla llena de grandes partidos. Los alemanes buscarán hacerlo lo mejor posible, ya que se trata del último torneo que estarán bajo las órdenes de Joachim Löw. Francia llega como el campeón del mundo y cuenta con estrellas de la talla de Antoine Griezmann, Kylian Mbappé, Karim Benzema y N’Golo Kanté, que cada fin de semana se enfrentan a los mejores futbolistas del planeta. Portugal defenderá su título, aunque luce complicado que pase de la fase de grupos; yaunque Hungría lo tiene realmente complicado, buscará la manera de instalarse, pues cuenta con jugadores, como Dominik Szoboszlai, quien se ha dejado notar últimamente en Europa.