La fiesta literaria favorita de la CDMX

Ilustración: Emilia Schettino

En tres días empieza la edición número 40 de la FIL Minería, y una parte de su programa estará dedicada a la literatura neoleonesa y a la obra de Alfonso Reyes, “el regiomontano universal”

Junto a la FILIJ y las ferias realizadas en el Zócalo, Guadalajara, Monterrey y Oaxaca, la FIL Minería es uno de los grandes eventos del libro en México. Como ha sucedido en sus ediciones más recientes, miles de lectores, estudiantes y devotos de la literatura podrán acercarse a la obra de los principales escritores jóvenes del país, adquirir libros clásicos o de autores consagrados, así como descubrir títulos inconseguibles o descatalogados a precios especiales.

Este año se conmemorará principalmente a tres autores: Walt Whitman, Amado Nervo y Alfonso Reyes. Respecto a Whitman, el bicentenario de su nacimiento será celebrado con un recital a cargo del primer actor Gastón Melo (3 de marzo, 17:00, Galería de Rectores); sobre el segundo, pilar del Modernismo hispanoamericano, se darán lecturas y conferencias en el marco del centenario de su muerte (los recitales serán el 22 de febrero, a las 17:00, en el auditorio Bernardo Quintana, y el 1 de marzo, a las 15:00, en el Salón de la Academia de Ingeniería; la conferencia “Narrativa en fuga”, de Gustavo Jiménez Aguirre, el 3 de marzo en la Sala de Usos Múltiples). En lo que corresponde al tercero, Reyes, quien influyó de una manera nítida en la obra de Borges y Paz, se conmemorarán 130 años de su nacimiento y 60 de su muerte, por lo que Javier Garciadiego y Luis Medina Peña analizarán los puntos de encuentro y contraste entre el autor de Visión de Anáhuac y el militar Bernardo Reyes, padre del escritor (21 de febrero, 18:00, Capilla).

Estas efemérides en torno al “Regiomontano universal” (Reyes nació el 17 de mayo de 1889 en Monterrey) coinciden con el factor de que el estado invitado es Nuevo León.

Sin embargo, lo enlistado es una muestra mínima de una agenda cultural que abordará el paso de Reyes por Madrid, sus años de formación, su trayectoria poética, el trabajo periodístico, su correspondencia y la lectura de obras esenciales como México en una nuez y Oración del 9 de febrero.

Otros escritores e intelectuales homenajeados serán Aurora M. Ocampo, Sergio Pitol, Fernando del Paso y Margarita Peña, quienes murieron hace unos meses; por otro lado, se celebrarán los cumpleaños de Eduardo Lizalde, Jaime Labastida, David Huerta, Ángeles Mastretta, Élmer Mendoza, Sara Sefchovich y Paco Ignacio Taibo II.

Entre las actividades del estado invitado destacan las presentaciones de Oscura, antología de Julián Herbert (21 de febrero, 17:00, Auditorio Seis), y Manca, de la poeta y traductora Juana Adcock (4 de marzo, 16:00, Auditorio Cuatro), así como la charla “Primeros protagonistas de la literatura de Nuevo León”, impartida por el crítico Christopher Domínguez Michael y Alberto Enríquez Perea (23 de febrero, 18:00, Pabellón de Nuevo León). En este apartado, el programa es amplio y cruza temas como la dramaturgia, la fotografía, la homofobia y las nuevas generaciones de artistas neoleoneses.

También vale la pena destacar que habrá tres ciclos poéticos: Poesía para el milenio (a cargo de Óscar de Pablo y Hernán Bravo Varela); Poéticas de diversas latitudes (coordinado por Tanya Cosío y enfocado en autores nacionales) y Poéticas anómalas, encabezado por Rocío Cerón.

Otra jornada imperdible es la de literatura de horror “El primer vuelo del vampiro, apariciones de John William Polidori”, que se conformará por conferencias, diálogos y lecturas (22 de febrero 16:00, Capilla y 23 de febrero, 18:00, Galería de Rectores).

Algunos de los autores más conocidos que participarán en la feria son Alberto Chimal, Bernardo Esquinca, Denise Dresser y Juan Villoro. Entre los jóvenes, destacan Gibrán Portela, Diana del Ángel, Aurelia Cortés, Lola Ancira, Pablo Piceno, Elisa Díaz Castelo, Mariana Orantes y Jorge Comensal.

El cuarto piso

Este año, la FIL Minería celebra también sus primeras cuatro décadas de vida, y para sus 12 jornadas ha programado alrededor de 1,500 actividades. Es probable que la afluencia estimada supere las 130,000 personas que el año pasado visitaron el recinto.

Como ahora los reflectores caerán sobre la literatura regiomontana, los sellos independientes y los autores jóvenes neoleoneses tendrán mucha presencia en el programa, sin dejar de lado, por supuesto, a los narradores consagrados que nacieron o han radicado en Nuevo León y alcanzaron cierta relevancia en el ámbito latinoamericano: Eduardo Antonio Parra y David Toscana, por ejemplo. Bajo dicha línea se dará a conocer la serie de coediciones hechas con la Secretaría de Cultura y los respectivos institutos de los estados del norte.

Alfaguara, Alianza, Anagrama, Planeta, Seix Barral y Tusquets son algunos sellos internacionales cuya presencia es constante en cada edición. Si bien el evento ha crecido exponencialmente desde la primera vez que se llevó a cabo, el modelo inicial, su inspiración, fue la Primera Feria del Libro en México, iniciativa de 1924 impulsada por José Vasconcelos.

La feria es organizada por la Facultad de Ingeniería de la UNAM. La cita, claro, es en el Palacio de Minería (Tacuba 5, Centro Histórico), inmueble que data de la época virreinal y una de las obras arquitectónicas más representativas del continente (el gran Manuel Tolsá fue su artífice).

La FIL empezará el 21 de febrero y concluirá el 4 de marzo. Los horarios de visita son de 11:00 a 21:00 (lunes a viernes) y de 10:00 a 21:00 (sábado y domingo). El boleto cuesta $15 en días hábiles y $20 durante el fin de semana. Más información en el sitio filmineria.unam.mx.