Unidas contra la violencia

Las voces que exigen frenar las agresiones a mujeres van en aumento. Andrea Noel, una de las víctimas recientes, nos dio su testimonio.

Hace casi dos meses, la estadounidense Andrea Noel se convirtió en otra víctima de violencia sexual en el país. El hecho ocurrió el 8 de marzo —en pleno Día Internacional de la Mujer—, cuando caminaba en la colonia Condesa y un hombre se le acercó, le alzó el vestido y le bajó la ropa interior.

Para esa fecha, Andrea tenía tres años trabajando como periodista en México, donde, luego de la agresión en su contra, dice haberse enfrentado tanto con una actuación “muy inefectiva” por parte de las autoridades capitalinas como con numerosos comentarios machistas en redes sociales.

“Por un lado están las fallas sistémicas en el proceso que te ofrece la autoridad como solución y, por otro lado, está la respuesta de la sociedad, que es superimpactante”, comenta en entrevista telefónica desde Nueva York.

Durante 2016, además de este caso se han conocido muchos otros de agresiones contra mujeres en todo el país. Algunos de ellos son la violación de la menor Daphne Fernández atribuida a cuatro jóvenes de Veracruz, el frecuente acoso a usuarias del transporte público del Estado de México o los feminicidios registrados en esta misma entidad, a pesar de que en 2015 se declaró alerta de género en 11 municipios.

En ese contexto, el domingo 24 de abril más de 20 entidades de la República —incluida la capital— fueron escenario de protestas, en las que abundaron las consignas “¡Nos queremos vivas!” y “¡Ni una menos!”.

Para Andrea, de 26 años, esas manifestaciones demuestran que, si bien el machismo y la violencia de género son problemas arraigados en México, hoy en el país existen personas capaces de generar cambios.

“A pesar de lo negativo que uno recibe personalmente, hemos visto lo que ha pasado en estas semanas. Lo que pasó [ese domingo] fue yo creo que impactante. Yo no me hubiera imaginado algo así, dándose orgánicamente. Creo que lo que pasó fue resultado de todo lo que ha pasado en estos últimos meses y de que todas las mujeres han denunciado y exigido seguridad”, dice.

AndreaNoel

Foto: Cortesía de Andrea Noel

¿Qué sientes de que tu caso se sumó a otros que derivaron en estas protestas?

Yo lo veo muy impresionante, de verdad, lo que ha sucedido en estos días. Por un lado está la fortaleza que tuvieron muchísimas compañeras al decir públicamente lo que les había sucedido, pero creo que ese tipo de fortaleza es muy contagioso. Lo que pasó el otro día con el hashtag de #Miprimeracoso para mí fue algo escalofriante, la situación y la violencia que viven las niñas desde chiquitas. Entonces, creo que eso es algo que no hubiera sucedido hace un par de meses, antes de que se viniera viendo esta ola de denuncia pública, como el caso de Dahphe [Fernández]. Todos estos casos que son impactantes, indignantes.

¿Cómo ha sido el proceso con Andoni Echave, a quien señalas como agresor y se dice inocente?

Ahorita siento que la sociedad de nuevo me está enjuiciando y se está preguntando. He pasado a ser como alguna villana, como que mis exigencias [300 mil pesos para reparación del daño y una disculpa pública] son excesivas o lo que sea, y es difícil eso. Por un lado está esta ineficiencia de la autoridad, que yo no sé qué va a pasar si vamos a juicio, pero entre eso y el juicio ciudadano, sí siento que es muy difícil tener que pelear algo tan públicamente y saber qué vas a perder, es muy frustrante […] Lo mío no fue una violación, homicidio, intento de feminicidio, pero en este caso, que es relativamente tonto a comparación de otros, ha sido surreal la experiencia con la autoridad y con la sociedad. Entonces, creo que, por más distanciado que esté de casos mucho más relevantes, de cierta forma muestra la misma actitud que se tiene para con otras víctimas.

Después de lo que pasó, ¿Qué tan machista crees que es México?

[El machismo] sí es un problema en México, obviamente, pero en realidad también es un problema en la mayoría del mundo hispanoparlante. Es algo que, si tú ves las cifras de abuso de mujeres y violaciones y feminicidios, digamos que siete de los primeros 10 son países latinoamericanos. Entonces, eso muestra un evidente problema, pero cualquier parte del mundo sufre la violencia en distintos niveles.

¿Por ahora piensas regresar a trabajar en el país?

Yo voy a seguir con mi trabajo donde sea que esté o lo que sea que decida. No voy a dejar de hacer lo que he estado haciendo. Nada cambia, excepto la geografía.

¿Con qué reflexión te quedas después de lo que has pasado?

Ha sido algo superdifícil y hasta yo me pregunto por qué he seguido con la denuncia si sólo han venido mucho estrés y mucho gasto y pérdida de tiempo de mi parte. Y tengo muy poca fe de que algo se vaya a solucionar con este tema, pero no tengo remordimiento de haber levantado esta denuncia, porque creo que han venido cosas buenas y van a seguir viniendo efectos positivos de que las mujeres denuncien, aunque sea una denuncia social.

AndreaNoelCalle

Foto: Cortesía de Andrea Noel

En cifras

  • 12 mil denuncias por violación se registraron en toda la República a lo largo de 2015.
  • 711 casos hubo en la Ciudad de México, de acuerdo con cifras del gobierno federal.
  • 94 denuncias se registraron en la capital del país durante los primeros tres meses de 2016.
Compartir
Artículo anteriorRomántico hasta los huesos
Artículo siguienteCalzado de clase
Soy periodista. Sigo temas políticos, sociales y capitalinos. Del 19 de octubre de 2015 al 30 de septiembre de 2016, tuve el gusto –y el reto– de editar los especiales de Máspormás.