Ni un solo chilango sin casa

Desde viviendas gratis o a precios accesibles, hasta la construcción de hogares emergentes y servicios de almacenamiento, estas son algunas opciones para los que perdieron su casa por el sismo

Además del trabajo que la sociedad civil ha llevado a cabo durante los últimos seis días para ayudar a los damnificados del sismo del martes pasado, existen diversas iniciativas ciudadanas y fundaciones cuyo principal objetivo es brindarle un hogar a quienes perdieron su patrimonio.

El programa de una de las más notorias, Arriba México (arribamexico.org), consiste en ofrecer alojamientos simbólicos en casas, edificios y habitaciones destruidas tras el sismo. Sus precios son accesibles ($50 por noche, por ejemplo) y el dinero recaudado se donará a CADENA, una asociación civil que ha trabajado atendiendo los estragos de una centena de desastres naturales desde el año 2005 hasta la fecha.

Otra gran iniciativa, Mi casa es tu casa (micasaestucasamexico.com), permite buscar u ofrecer hogar temporal llenando un simple formulario. Una vez efectuado el enlace, todo el proceso queda en manos del anfitrión y de quien requiere el alojamiento. Es importante destacar que no tiene fines de lucro y fue gestionada por ciudadanos.

Mientras que la campaña Muebletón (@muebletonmexico en las redes) tiene como objetivo recaudar muebles, hacer un registro de ellos y verificar que lleguen a aquellos que lo necesitan. Además, en su página de Facebook se cuenta de forma muy somera el origen de este proyecto: “Hace tiempo, después de una tragedia, alguien nos ayudó a empezar de nuevo. Hoy queremos devolver el favor ayudando a los afectados por el temblor”, un par de líneas que revelan cómo la empatía es fundamental en situaciones como esta. Otra forma de contactarlos es escribir un mensaje al correo: muebletonmexico@gmail.com.

La cuenta de Twitter @Hogar19mx ofrece un servicio relativamente similar. Mediante el hashtag #Hogar19s se puede buscar u ofrecer departamentos y cuartos en renta sin ningún costo o a precios muy bajos. También se encuentran ofertas accesibles utilizando el hashtag #Rentasolidaria.

Empezar desde cero

Cuando termine el arduo trabajo en el que están inmersos los voluntarios y paramédicos, así como el Ejército y la Marina, entre otros, habrá una segunda fase para reinstalar a los damnificados y dar paso a la reconstrucción de la ciudad. Gracias a proyectos como el de Viem, dicho proceso podrá agilizarse.

Viem (@vivendaspet) es el nombre de un proyecto nacido en Querétaro y una forma de abreviar el concepto “viviendas emergentes”. Un ángulo destacable de su iniciativa es que la operación tiene un trasfondo ecológico, ya que a través de la colecta de botellas fabricadas con PET, y rellenadas a su vez con restos de los inmuebles dañados, se podrán construir nuevas viviendas. Esta campaña finalizará el viernes y también se está llevando a cabo en el Estado de México y Querétaro.

En la CDMX, algunos de los puntos donde pueden donarse botellas son: Constituyentes 91, en la colonia San Miguel Chapultepec, de lunes a viernes después de las 20 h; Universidad Iberoamericana (Prolongación Paseo de la Reforma 880, col. Santa Fe, puertas 9 y 10); Ciudad de las Ideas (Reforma 222, piso 12), así como en avenida del Imán 130-6, colonia Cantil del Pedregal.

Las construcciones emergentes son prácticas, sustentables e ideales para su principal objetivo: ser un hogar temporal.

Almacenamiento

A pesar de que encontrar un espacio para resguardarse es una necesidad de primer orden en estos momentos, hay una dificultad extra para aquellos cuyas viviendas no se derrumbaron, pero sí tuvieron fallas estructurales: hallar un lugar para guardar sus cosas.

Ciertas empresas no han dudado en solidarizarse. Una de ellas, U-Storage, cuyo ramo es la renta de minibodegas, anunció que los damnificados de la zona centro del país podrán resguardar sus pertenencias de forma gratuita. Las especificaciones son: tiempo de almacenaje de hasta dos meses y un espacio de hasta 9 m² por persona. Por supuesto, hay que firmar un contrato y presentar una identificación oficial. Los informes se pueden pedir al 01 800 966 0000, y el acceso al servicio depende del cupo.

Grupo Bimbo también se sumó a la causa y ha dispuesto sus vehículos y conductores para trasladar víveres a la CDMX, Morelos, Puebla, Chiapas, Oaxaca y el Edomex. Para mayores informes hay que contactar a Adriana Villalobos (adriana.villalobos@grupobimbo.com), Javier Martínez Gama (javier.gama@grupobimbo.com) y Eder López (eder.lopez@grupobimbo.com).

La plataforma de carga Sendengo dio a conocer que sus transportistas y vehículos darán ayuda humanitaria y donaciones.

Un ejemplo para el futuro

En la página web de Charter for Compassion, la organización de la escritora británica Karen Armstrong, se puede leer la historia de Second Wind Cottages, una aldea construida por cientos de voluntarios sobre un terreno donado y en la que las personas desamparadas de Newfield, Nueva York, han encontrado un espacio digno donde vivir.

Después de la dura prueba del 19 de septiembre, la sociedad mexicana ha demostrado que tiene la capacidad de crear un nuevo Second Wind: un ejemplo para el futuro.

EN CIFRAS

7.1 grados en la escala de Richter fue la intensidad del sismo del pasado martes 19 de septiembre.

3 mil pesos ofrecerá el Gobierno de la CDMX como apoyo para rentar.

11,200 reportes de viviendas en la ciudad con algún tipo de daño se han recibido hasta hoy.

Compartir
Artículo anteriorEdición impresa: 26/09/2917
(Ciudad de México, 1988) Escritor. @joulipo