¿Cómo saber si debo desalojar el edificio en el que vivo?

edificio

Luego del sismo de 7.1 grados que sacudió a la Ciudad de México y a otros estados del país el pasado 19 de septiembre, el gobierno de la Ciudad emitió la Declaratoria de Desastre para acceder a fondos que sirvan para la reconstrucción.

En conferencia, Miguel Ángel Mancera Espinosa, jefe de Gobierno capitalino, anunció un saldo de 137 muertos, 38 inmuebles caídos y 2,400 con daños estructurales.

Sin embargo, el saldo total de los daños inmobiliarios aún no ha sido contabilizado. “En este momento es difícil saber cuántos inmuebles tienen daños graves y cuántos son menores porque los factores que lo determinan requieren un análisis más profundo. Habrá que esperar que terminen los rescates para hacer una evaluación más concreta”, dijo Luis Arista, ingeniero de Terrasat Cartografía.

Desde ayer, personal del Instituto para la Seguridad de las Construcciones, Protección Civil, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México, entre otros organismos —como el Colegio de Arquitectos y el de Ingenieros—, realizan brigadas por las 16 delegaciones para determinar el estado de los inmuebles.

Arturo Baturista, delegado de la Ciudad de México de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, dijo que los edificios particulares son los que más daños sufrieron a diferencia de los privados, porque “seguramente no cumplían con el reglamento actual, entre otras condiciones como el tipo de suelo o que eran muy viejos”.

Pero antes de declarar que un edificio o una casa es peligroso por ser viejo, público o privado, cada capitalino puede hacer una revisión rápida de su vivienda. A continuación, compartimos una serie de recomendaciones hechas por los especialistas.

Tips para identificar si tu edificio corre algún riesgo

Los expertos en infraestructura aconsejan hacer una evaluación completa de la casa.  El primer paso consiste en verificar que las ventanas y puertas estén en buen estado. “Hay que checar de forma cuidadosa que se puedan abrir y cerrar, esto eliminará un primer riesgo”, comenta Luis Arista.

Lo siguiente es revisar el tipo de grietas que hay desde la planta baja hasta la azotea de la casa o edificio, estas nos ayudarán a saber qué tanto peligro existe.

Román Salas, arquitecto de Greenberg Farrow, explica que “es necesario revisar que no haya estructuras que dejen ver el acero, por ejemplo, las varillas o el alambrón”.

Además, explicó que durante la inspección es importante verificar que no haya inclinaciones de la vivienda, es decir, que no se vea chueca o de lado. De acuerdo con los especialistas, existen distintos tipos de grietas que pueden dar señales sobre la magnitud del daño de los edificios.

“Si la grieta está en un muro, puede que no sea grave. Se corre el riesgo de que se caiga el muro, pero no su estructura”, dice Salas. Pero si las grietas se presentan en elementos estructurales como lozas, trabes o columnas, el riesgo de desplome de la infraestructura es mayor.

Lo más importante es no alarmarse sin fundamentos, pues hay grietas que son salvables y se resuelven mediante trabajos sencillos y superficiales, pero por precaución es recomendable no acercarse”, amplía el arquitecto de Greenberg Farrow.

Lo que definitivamente no debes hacer por nada del mundo es permanecer en construcciones visiblemente dañadas, ni meterte a un edificio que haya quedado clausurado o declarado en riesgo.

Las grietas horizontales sobre pintura o yeso, con apariencia de fisuras o como “cabellito” —es decir, sin que traspase el muro— no son de alto riesgo, mientras que las que parecen trueno y un espesor de más de tres milímetros, son peligrosas. Además, las grietas totalmente verticales, aquellas que van entre el muro y la columna o un castillo, no siempre representan un problema.

Estas recomendaciones son solo propuestas, aunque lo ideal es buscar a los expertos para una evaluación más certera.

Recomendaciones

Autoridades de la CDMX recomiendan solicitar la revisión de inmuebles directamente a Protección Civil, aunque, por la saturación de llamadas, también se puede pedir asesoría al Colegio de Ingenieros Civiles de México, las universidades, constructoras, consultores privados, arquitectos o ingenieros que acrediten su experiencia.

Los chilangos también pueden sumarse a señalar edificios. La Secretaría de Gobernación habilitó un portal para documentar los inmuebles que presenten daños, a través de un cuestionario fácil de llenar vía internet, con la intención de evitar riesgos y priorizar la ayuda. A través de Locatel y del 911 también se puede reportar los inmuebles que consideren sufrieron daños graves.

“La mejor recomendación es mantener la calma, no hacer suposiciones de nada y acudir con los especialistas”, dijo Román.

Compartir
Artículo anteriorEdición impresa: 22/09/2017