Vete tranquilo de vacaciones

robos-a-casa
Ilustración: José Carlos Marín

Los robos a casa crecen 18% en vacaciones. Aquí, unos tips para mantenerla segura.

Ya llegaron las vacaciones de verano y si estás planeando irte de viaje con la familia durante algunos días, hay cosas que tienes que tomar en cuenta para que tu hogar esté seguro y no se convierta en blanco de la delincuencia mientras te ausentas.

Datos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México indican que durante las temporadas vacacionales los robos a casa-habitación aumentan hasta un 18% debido a la cantidad de personas que salen de viaje.

Mientras que información del Consejo Ciudadano de Seguridad detalla que las alcaldías con el mayor registro de robos de este tipo son Benito Juárez, Iztapalapa y Gustavo A. Madero, siendo Semana Santa, la temporada decembrina y las vacaciones de verano las épocas del año en las que aumenta la inseguridad en las viviendas vacías.

Los objetos más robados son las pantallas, celulares, computadoras, electrodomésticos, otros aparatos electrónicos, joyas, dinero en efectivo, vehículos e incluso ropa. Sin embargo, los niveles de denuncia son muy bajos por el temor de los vecinos de que después de los robos, los hogares sigan siendo vigilados.

Las vacaciones de verano terminarán el 26 de agosto, cuando los niños regresarán a clases de acuerdo con el calendario escolar del ciclo 2019-2020 publicado por la Secretaría de Educación Pública; así que, mientras planeas tus días de descanso, te dejamos algunas recomendaciones para que tu casa se mantenga segura este verano.

No dejar pistas

Entre las recomendaciones hechas por la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) para mantener tu casa segura en vacaciones, está evitar dejar pistas que indiquen que el domicilio estará desocupado. Por ejemplo, no dejes que se acumulen las cartas, recibos, correspondencia, publicidad o basura en la puerta de tu casa y si vas a salir por varios días, pídele a un vecino de tu confianza que la recoja por seguridad.

También debes evitar dejar luces encendidas al interior, pues lejos de dar a entender que hay personas en la casa, al paso de los días —y sobre todo de las madrugadas— se vuelve evidente que no hay nadie y el domicilio se convierte en un foco de atención; sin embargo, lo que sí puedes hacer es utilizar lámparas con sensor de movimiento o las que se encienden al oscurecer para mantener iluminado el exterior de tu vivienda.

Otra de las recomendaciones de la SSC es no publicar en redes sociales que tu casa se quedará sola ni decir por cuánto tiempo, y si no cuentas con filtros de privacidad, debes limitar lo más que se pueda los posteos que informen paso a paso en dónde estás y qué tan lejos estás de tu casa, pues pueden convertirse en un señuelo para delincuentes.

“Los hogares suelen ser vigilados desde varias semanas antes de un atraco y las vacaciones son el pretexto ideal. Los delincuentes estudian la vivienda, la ubicación de puertas y ventanas; los hábitos de las personas que viven ahí e incluso la dinámica de las casas aledañas y de la calle, para entrar en el momento exacto, pues los robos se realizan en cuestión de minutos”, explica Guillermo Macías, especialista en temas de seguridad personal.

Incluso, dice, desde hace unos años se hizo conocido un modo de operar en el que los delincuentes dejan marcas o grafitis en puertas o paredes, con las que se avisan si las casas están solas, quiénes viven ahí y su grado de vulnerabilidad, por lo que si notas algo así, bórralo de inmediato y mantén al tanto a tus redes vecinales y a la policía de tu cuadrante.

Un lugar seguro

Para aumentar la seguridad de tu casa mientras te vas de vacaciones, avísale a algún vecino que no estarás y déjale un modo de contacto en caso de una emergencia. Si te vas por mucho tiempo, pídele a un familiar o amigo que se dé unas vueltas para verificar que todo esté bien y por ningún motivo dejes copias de llaves en puertas, maceteros o ventanas.

Una vez que salgas, verifica que todas las cerraduras estén puestas, las ventanas estén atoradas y las cortinas estén cerradas para que ningún objeto quede a la vista desde el exterior.

“Es muy importante contar con redes vecinales porque, estemos o no en casa, son ellos a quienes podemos pedir ayuda cuando corremos algún riesgo. En todas las colonias hay alguien que, directamente o no, vigila los alrededores y nos mantiene informados y son esas mismas personas las que tienen la posibilidad de llamar a las autoridades en caso de un robo”, dice Macías.

Otra de sus recomendaciones es instalar un sistema de video vigilancia al exterior de tu domicilio si es que cuentas con esa posibilidad, pues además de almacenar todo lo que pasa afuera de tu casa, se pueden documentar irregularidades que ocurran en los alrededores para protección de otros colonos, pues se ha demostrado que esas cámaras han sido importantes para identificar rostros de víctimas y delincuentes, tipos de vehículos, números de placas y las rutas de huida.

“Se pueden evitar robos agudizando nuestro sentido común, siendo precavidos con lo que hacemos, decimos y publicamos en internet; haciendo ligeras modificaciones a nuestros hábitos y manteniendo suficiente atención con lo que pasa en nuestro entorno y con la gente que todos los días vemos en nuestras calles. Un poco de atención a nuestra cotidianidad puede hacer una gran diferencia”, asegura el especialista en seguridad.

Te puede interesar: ¿Cómo cuidar tu salud mental?