A cazar tamales con esta guía

ruta de tamales

Oaxaqueños, chiapanecos, michoacanos, los clásicos de verde, los fritos, los veganos, los raros de chicharrón… Aquí están nuestras sugerencias para seguir la mejor ruta de tamales en esta temporada. 

Por: Margot Castañeda y Daniela Barranco

“Hacer tamales es mi manera de decir te quiero”, cuenta Pilar mientras pone la manteca a derretir en una cazuela de barro. “A mi hermano Miguel le hacía tamales verdes con venitas de chile de árbol en cada cumpleaños. Tres días haciendo 60, 90 tamales con distintos rellenos. Eso es amor”.

Pilar Amaya hace tamales y tamalates desde que tenía 15 años, cuando aprendió a hacerlos y sus tías la mandaban a recoger el maíz de los molinos en su pueblo, San Pablo Oztotepec, en Milpa Alta. Para ella, el 2 de febrero no es una fecha especial. Ella cocina y come tamales todas las semanas del año. Los hace para que ella y los suyos siempre tengan “un tamalito para desayunar y para acompañar el mole, el caldo o lo que sea que haya de comer”. Es una costumbre de los pueblos en la delegación más tamalera de la CDMX.

Tamales y tamalates milpaltenses

Pilar es de San Pablo Oztotepec, pero los de San Pedro Atocpan, Santa Ana Tlacotenco y demás pueblos, comparten la costumbre. Son los típicos verdes: masa, mucha manteca, salsa verde bien picosa, carne de puerco y tantán. Se distinguen por ser suaves y húmedos —nada de masa seca—. “El alma del tamal es la manteca”, dice Pilar ahora hincada en el piso del patio, con el brazo derecho hundido en la masa cruda, “y batir a mano”. Solo cuando hay fiestas —patronales o civiles— se hacen los tamalates, de frijol o de anís, y se comen bañados en mole.

Para probarlos, hay que subir durante una hora la Sierra del Ajusco-Chichinauhtzin o ir muy temprano al mercado de Xochimilco, donde algunas cocineras bajan a venderlos. Irónico es que en otras delegaciones chilangas encontremos con facilidad tamales de cualquier otra parte del país, pero no milpaltenses. Pero variedad tamalera nunca faltará.

Pida sus ricos y deliciosos…

En la Ciudad de México, la comida local es en realidad comida de todas partes de la República. Por eso, el espectro tamalero es tan amplio como el país y tan variado como la imaginación de quien los hace. Aquí, una curada selección de nuestros favoritos, desde callejeros y de mercado, hasta los raros y los gourmet que puedes pedir a domicilio o comer sentado en un restaurante.

Tradicionales

(los clásicos de verde, rajas, dulce y oaxaqueños):

– Tamales Teresita: Héroes 197, Guerrero, 5526 1779. Los oaxaqueños son especialmente buenos.

– Tamales del mercado La Cruz: Coyuya 22, La Cruz Coyuya. Solo los domingos, siempre hay vegetarianos.

– Tamales Postal: en la esquina de Castilla y Ahorro Postal, Postal. Los de costilla y frijol se acaban pronto. ¡También hay fritos!

– Tamales Doña Emi: Jalapa 277, Roma Sur, 5264 5316. También hay de lomo con aceitunas y de higo con nuez.

Los raros:

– Tamales Cintli: Sabino 174, Santa María la Ribera, 5547 4971. Ofrecen estilo oaxaqueño, chiapaneco, yucateco, poblano o veracruzano.

– Tamales Filomena: Isabel la Católica 134, Centro. Se distinguen porque tienen piernas de pollo enteras.

– Tamales doña Roge: Mercado de Jamaica, Guillermo Prieto 45, Magdalena Mixhuca. Hay costeños, de frijol con queso panela y de mantequilla.

– Los tamalitos de Balbuena: Retorno 24 de Fray Servando Teresa de Mier, Jardín Balbuena, 5784 2296. De gansito, Carlos V y otros exóticos.

– Tamales Emporio: Manuel María Contreras 18, San Rafael, 5546 2134. Sobresalen los canarios (mantequilla, vainilla, dos leches y harina de arroz).

– Tamales doña Ale: Sur 107-A 313, Héroes de Churubusco. Hay chiapanecos y de barbacoa con morita.

– Tamales Delirox: tamalesdelirox.com. Tamales sonorenses, con carne en adobo, aceitunas y pasas.

– Humbertos: Patricio Sanz 1440, Del Valle. Hay vaporcitos (yucatecos, rellenos de frijol).

– Tamales Tata: Pirineos 41, Miravalle, 5672 2498. Hay oaxaqueños de chile morita y ¡de chicharrón prensado!

TE RECOMENDAMOS: ¡No te pierdas la Feria del Tamal 2018!

Los gourmet:

– Tamales Toy: afuera del metro Viaducto (lado poniente), Álamos. Todos se antojan: de cochinita pibil, de choriqueso, de pastor, de crema pastelera.

– Bonito: Nuevo León 103, Condesa. Los típicos michoacanos, de elote tierno que se comen con salsa roja, rajas de poblano, crema y queso.

– Café de Raíz: Mérida 132, Roma. Prueba el zacahuil, un tamal tradicional de la Huasteca.

Corazón de tamal: Membrillo 196, Nueva Santa María, 3434 8302. Hay tamales veganos, hechos con aceite de coco o de oliva.

– Kim’s Kitchen: 2124 5258. Solo por pedido. De pistache con cardamomo, lavanda con chocolate blanco o red velvet.

– Raíces Centro Cultural: Bélgica 506, local D, Portales. Hay tamales de elote —de Puebla— y de frijol con hoja de aguacate.

“Aunque los tradicionales son los verdes, me gusta hacer tamales de todo”, cuenta Pilar. “La mejor parte es abrirlos. Son como cajas de regalo: no sabes qué vas a encontrar”.

Numeralia

612 calorías aproximadamente tiene un tamal de 400 gramos.

21 mil tamales regalará el gobierno de CDMX en el Zócalo este viernes.

5 ferias del tamal hay, por lo menos, en la Ciudad de México.

TAMBIÉN CHECA: Otra forma de llegar al mundo

Compartir
Artículo anteriorCrucigrama 31 de Enero 2018