Transparentes a medias

Aunque son los responsables de la apertura de la información, los comisionados del InfoDF reservaron los datos de su patrimonio.

Aunque son los encargados de velar por la transparencia en la capital, los comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales local (InfoDF) no han permitido a los ciudadanos conocer qué propiedades poseen ni cuánto dinero tienen.

En las versiones públicas de las declaraciones patrimoniales que Mucio Hernández, David Mondragón, Alejandro Torres, Luis Fernando Sánchez y Elsa Bibiana Peralta entregaron en 2015, prácticamente todos esos datos aparecen como información confidencial, de acuerdo con los documentos, de los que Máspormás tiene copia.

Por lo tanto, no es posible saber con cuánto dinero contaban al iniciar sus mandatos en 2012, qué propiedades tienen ellos o sus cónyuges y dependientes económicos, si reciben ingresos adicionales a los de su cargo público, si poseen vehículos o cómo los compraron, ni si tienen adeudos en tarjetas o créditos hipotecarios.

La comisionada Peralta incluso clasificó como confidencial cuánto gana al año por su trabajo en el instituto. De los comisionados restantes, Hernández y Sánchez reportan recibir un millón 420 mil pesos cada uno, Torres gana un millón 710 mil pesos, y Mondragón, un millón 713 mil pesos.

A la fecha, los funcionarios del país no están obligados legalmente a hacer público su patrimonio. Sólo deben informar de sus bienes a las instituciones en las que laboran y únicamente si así lo desean dan a conocer estos datos a la ciudadanía.

Sin embargo, en el caso de los comisionados, se esperaría que pusieran el ejemplo para actuar en congruencia con su función de promover la transparencia, señala Alexandra Zapata, experta del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

El IMCO es una de las organizaciones civiles que impulsan una iniciativa para obligar a los funcionarios a hacer pública su declaración patrimonial, fiscal y de intereses, conocida como Ley 3 de 3.

“Por supuesto que hace sentido que comisionados y personas que están peleando por más transparencia en México pongan el ejemplo al publicar su 3 de 3. Definitivamente hay un argumento a favor de que ellos fueran de los primeros”, dice Zapata.

“Vamos a dar la muestra”

Cuestionado sobre el tema, Hernández, presidente del InfoDF, admite que no se ve bien que él y sus compañeros resguarden su información patrimonial, y asegura que ya han discutido qué rubros deben ser dados a conocer. “Lo tenemos que resolver porque, con la nueva ley de transparencia, nosotros vamos a dar la muestra”, sostiene.

De entrada, dice, los comisionados darán a conocer sus declaraciones de intereses, a pesar de que la ley no los obliga. Y para junio, también difundirán aspectos más amplios de su patrimonio y pago de impuestos.

“Tenemos un problema con las versiones públicas porque todo mundo entrega lo que Dios le da a entender, literal, [porque] no hay formatos únicos, no hay parámetros […] Pero tenemos que hacer que sea más o menos coherente para tener un acercamiento de saber cómo andan nuestros servidores públicos”, reconoce.

Algunos rubros que se prevé que los comisionados transparenten son cuánto dinero tienen en cuentas, el valor de sus inmuebles y la delegación donde están.

“Uno de los argumentos por los que los servidores públicos ocultan las cosas es la seguridad, pero necesitamos despejar ese argumento e ir abriendo el asunto para que se vea que no es algo que necesitas mantener en la secrecía”, dice Hernández, y aclara que lo referente a la información de cónyuges y dependientes económicos sigue a debate.

La iniciativa estancada

En su propuesta, los impulsores de la Ley 3 de 3 plantean un formato de declaraciones patrimoniales que incluye puntos como los montos de todos los ingresos adicionales al encargo público, el ingreso anual neto del cónyuge y los dependientes económicos, datos de inmuebles como valor, cuándo y bajo qué condiciones se adquirieron, tipo y superficie, y un apartado para aclaraciones.

La Ley 3 de 3 llegó al Senado este año, con el respaldo de más de 600 mil personas, pero no se ha discutido por desacuerdos entre los partidos políticos.

En cifras

  • comisionados integran el pleno del instituto de transparencia de la Ciudad de México.
  • 1.7 mdp reportan dos de ellos como ingreso anual por su cargo público; otros dos dicen ganar 1.4 mdp.
  • 128 mdp es el presupuesto del instituto para 2016, según lo aprobado por la ALDF.
Compartir
Artículo anteriorEl lado B de… Los Cubos
Artículo siguienteTu plan para hoy / 11 de mayo
Rafael Montes es reportero de la ciudad desde hace siete años. Apasionado de la movilidad, el urbanismo y el medio ambiente. Ciclista y peatón cotidiano, no tiene auto y sólo de ser muy necesario deja la bici para subirse al Metro o al coche de su novia.