What Design Can Do: El poder del diseño

What Design Can Do - diseño

Para mostrar que el diseño puede ser una herramienta de cambio social, llega What Design Can Do del 6 al 8 de mayo en el Frontón

¿Qué piensas al escuchar la palabra diseño?, ¿en una lámpara carísima, ropa que probablemente no usarías en tu día a día o un cuadro o maceta que solo harán más bonito un rincón? Para dejar de lado este pensamiento sobre el diseño, llega What Design Can Do a la Ciudad de México.

Se trata de un festival centrado en el uso de diseño como una herramienta de cambio social por medio de conferencias con expertos en distintas ramas —como arquitectura, ambiente y hasta gastronomía—, para vincular sus disciplinas con el diseño.

Es una plataforma que nació en Holanda hace ocho años, luego comenzó a realizarse en Sao Paulo, Brasil, y ahora llega por primera vez a nuestro país el 6, 7 y 8 de mayo en el Palacio de Bellas Artes y en el Frontón México (De la República 17, Tabacalera).

De acuerdo con Alaín Pescador, director de What Design Can Do México, “el diseño es parte importante de quién somos como ciudad y país; sigue siendo visto como algo estético y superficial”, pero WDCD considera que hay que darle la vuelta a esta idea y verlo como una herramienta que nos puede ayudar a nuestra vida diaria y es que “l diseño está en absolutamente todo”, dice Alaín, quien también comenta que la sociedad también tiene mucho que aportar para solucionar problemas que nos atañen a todos.

What Design Can Do es un festival dedicado al diseño visto como una herramienta de cambio social

Para traer el festival a la CDMX, el equipo hizo un arduo trabajo. “México es rico no solo en cultura, sino que también tiene problemáticas que creemos se pueden resolver con creatividad y diseño”, dice. Las conversaciones para realizarlo comenzaron en 2017, sobre todo con el principal socio del festival que es la fundación Reinventando México.

Sin embargo, según Alaín, el principal reto para realizar WDCD en la ciudad fue convencer a la audiencia del poder del diseño, tanto a patrocinadores, medios y gobierno. “El problema conceptual es el desafío más grande que hemos tenido aquí”.

Un challenge con diseño 

Pero no solo son conferencias. What Design Can Do realiza una serie de desafíos en torno al diseño y las ideas que resultan ganadoras se ponen en marcha. Estas iniciativas utilizan esta disciplina para generar un cambio en temas como el cuidado del ambiente, la migración, la explotación sexual infantil, entre otros.   

Uno de ellos es Every-body, una aplicación que habla sobre la menstruación. Ahí las mujeres pueden saber más sobre su cuerpo y su sexualidad por medio de foros de discusión, además de que hay un calendario menstrual.

En la CDMX, el desafío tuvo una temática: cómo limpiar la ciudad y reutilizar la basura por medio de proyectos creativps. Se llamó Clean Energy Challenge. Para Alaín, este se trató no solo de saber cómo tratar residuos, sino de “ser más conscientes de que dejamos una huella de carbono en cualquiera de nuestras actividades”. El festival recibió varias propuestas de startup, grupos y hasta de estudiantes. Sin embargo, solo hubo tres ganadores.

Uno de ellos es Biogrün, una startup conformada por Valeria Nova y Nancy Valerdi. Ellas son egresadas de la UNAM y su proyecto consta de cuatro unidades: una de conservación, la cual almacena frutas y verduras; otra de procesamiento de materiales orgánicos, que promueve la clasificación de los desechos que generamos los chilangos y la producción de composta; la unidad de cultivo, que facilita sembrar en entornos urbanos con un invernadero interior, y la unidad de distribución, con la que se realizarán intercambios y venta de productos con ayuda de una aplicación.

Ecoplaso es otro de los proyectos ganadores. Su propuesta es transformar desechos orgánicos en bioplástico —el cual es totalmente biodegradable—, con la finalidad de dejar de usar bolsas, botellas y más productos de fabricados a base de petróleo.

El tercer proyecto ganador es Ecolana, conformado por Lisseth Cordero, Mariana Soto y Alejandra Valdez. Se trata de una plataforma que es una guía de reciclaje y que conecta a centros que reutilizan desechos y personas que quieren reciclar. Para el jurado, esta iniciativa ayudará a organizar y eficientiza el ciclo de reciclaje en la ciudad.

¿Qué habrá en What Design Can Do?

Todo empieza hoy en el Palacio de Bellas Artes, donde habrá una serie de conferencias sobre la resiliencia en la ciudad, el diseño en el activismo, cómo crear una identidad cultural, entre otros. A lo largo de hora y media estarán Mr. Brainwash —un artista visual involucrado en la música, el deporte y el cine—, Carla Fernández para hablar sobre moda, la chef de Rosetta Elena Reygadas y Nadya Tolokonikova de las Pussy Riot.

El 7 y 8 de mayo las actividades serán en el Frontón México, donde van a hablar personajes como Marcelo Ebrard, Elizabeth Mckeon —de la fundación IKEA—, Deyan Sudjic —del Museo de diseño en Londres—, Ahmed Shihab Eldin —de Al Jazeera— y Diego Luna, entre otros. La ventaja de estas conferencias es que son muy interactivas.

Los boletos para la noche de apertura cuestan $889 —ya con el cargo por servicio— y $500 para estudiantes, maestros y personas mayores. El abono para el 7 y 8 de mayo está en $1,650 y $1,100 con descuento; por día la entrada cuesta $825 y $550 con descuento.

Además, en la plaza de la República habrá una conversación con Pussy Riot, el 7 de mayo a las 15:00. El día siguiente habrá otra charla sobre las ciudades en hundimeiento, como la nuestra —que se hunde 36 cm al año—, la cita es a las 15:00 y la entrada es gratis. Para más información, visita www.whatdesigncando.com/es.

What Design Can Do: El poder del diseño