Dosis diarias: Amor propio

(Alberto Montt)