06066 | ¿Qué es la Alt-Left?

Alt-Left

Si hay un término que parece cobrar fuerza conforme pasan los días, ese es el de Alt-Left. No, no es un comando de sus computadoras, si no una etiqueta creada en las últimas semanas con la que se apela a la retórica de que si existe una extrema derecha, encargada de promover y difundir posturas nacionalistas, conservadoras y altamente discriminatorias, entonces también existe una extrema izquierda conformada por aquellos que se oponen a este discurso.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: 06066 | POR QUÉ TODOS HABLAN DE GUAM

Pero no nos hagamos bolas, si no habíamos escuchado sobre la Alt-Left es porque se trata de un término de reciente creación y que fue inventado por la extrema derecha con el fin de desdeñar todas aquellas críticas en su contra y, de paso, para justificar la mayoría de sus acciones.

¿Recuerdan el discurso con el que Donald Trump culpó a “ambos bandos” por los enfrentamientos que tuvieron lugar en Charlottesville? Pues bueno, fue precisamente ese momento en el que el actual Presidente de los Estados Unidos se encargó de propagar el término Alt-Left para referirse a aquellos que se pronunciaron en contra de las manifestaciones que promovían el supremacismo blanco.

Y es que, como decíamos, el Alt-Left o la extrema izquierda es un término hasta cierto punto tramposo, pues muchos prefieren asumirse como “centristas”, así que cuando se les etiqueta como parte de un extremo, comienzan a sentir rechazo hacia él.

Pero ¿hasta qué punto es válido decir que aquellas personas que se oponen a manifestaciones racistas o acciones discriminatorias son parte de la extrema izquierda?

No perdamos de vista la presencia de otros movimientos de previa existencia, como el Antifa, que no es otra cosa más que un término para referirse al movimiento antifascista y cuyos miembros han declarado oponerse a todas las formas de racismo impulsadas por la retórica de Donald Trump.

Sus tácticas de protesta, en las que han llegado incluso a la violencia, han sido relacionadas con las de grupos de izquierda, aunque en realidad estarían más apegadas al anarquismo en ese sentido.

La discusión podría parecer absurda en estos momentos, pero cuando recordamos que falta menos de un año para las elecciones presidenciales en nuestro país es cuando debemos poner en el mapa esta clase de términos, creados para confundir, desinformar y, de paso, generar rechazo o sospechas sobre algunas causas que, a todas luces, son legítimas, como la tolerancia y el respeto a los derechos humanos de toda persona.

¿O será que en realidad vivimos en una era en la que, para bien o para mal, todos somos extremistas?

Compartir
Artículo anteriorCafeína Bus, una cafetería en un camión escolar
Obrero de las redes y el ciberespacio, Sopitas es un tipo afortunado.