06066 | Los Minutemen

Fotografía: Reuters
Si creían que los dichos de Donald Trump eran simples berrinches o palabras que se llevaba el viento, basta ver lo que ha comenzado a ocurrir durante las últimas semanas en la frontera sur de Estados Unidos

Han comenzado a llegar decenas de civiles armados para atender las advertencias de Trump sobre las amenazas a la seguridad que pudiera representar la inminente llegada de la Caravana Migrante.

“Observaremos e informaremos y ofreceremos ayuda al ejército en todo lo que podamos”. Esas son las palabras que ha dado el presidente de los autoproclamados cazadores de ilegales Minutemen, Shannon McCauley, al Washington Post.

De acuerdo con cálculos realizados por el diario estadounidense, se espera que poco más de 100 civiles armados se coloquen en la franja fronteriza de Texas para, con ayuda de drones y radios, poder identificar y repeler cualquier intento ilegal de entrar a su país. Un escuadrón que se ha autoproclamado como los Minutemen.

Los Minutemen son un grupo que se conduce fuera de la ley, con una ideología nacionalista que apoya firmemente la construcción de un muro y multiplicar el número de agentes de la patrulla fronteriza. Pero este no es el único grupo antiinmigrantes que existe; además hay que considerar a Ranch Rescue, American Patrol y los Barnett Brothers, que tienen más de 10 años operando en la frontera sur de Estados Unidos, en los estados de Texas, California y Arizona.

Muchos de estos grupos están conformados por veteranos de guerra cuya misión es atacar a migrantes indocumentados para evitar que entren a territorio estadounidense, un panorama salvaje que pudo ser recreado en su momento por Jonás Cuarón en su película Desierto, una pesadilla que se está volviendo realidad.

La presencia de estos grupos ha logrado cancelar incluso un programa de Human Borders que solía repartir mapas a los migrantes con puntos clave del desierto, para mitigar las muertes. Sin embargo, esos mismos mapas eran interceptados por estos grupos paramilitares que, con esa información, sabían de antemano la ruta a seguir por los migrantes.

A medida que la Caravana Migrante se dirige al norte de México, grupos estadounidenses de civiles armados se acercan a la frontera sur de EUA, incitados por un presidente que ha encontrado en su discurso de odio una poderosa máquina de propaganda electoral.

“A medida que la Caravana Migrante se dirige al norte de México, grupos de civiles armados se acercan a la frontera sur de EUA”

Compartir
Artículo anteriorAdoptar nos ayuda a todos
Obrero de las redes y el ciberespacio, Sopitas es un tipo afortunado.