Diploma en estudiar sin ir a la escuela

freelance

Ser freelance tiene sus encantos y hace unos años los disfruté enormemente. Trabajaba a la hora que me acomodaba mejor, no tenía que estar en el tráfico ni en el metro en horas pico; tampoco padecía de juntitis ni escuchaba los mil y un chismes oficinistas. Era maravilloso hasta que llegaba el momento de perseguir los pagos y cruzar los dedos para que cayeran los depósitos.D

Sin embargo, en uno de esos momentos de desencanto y dudas sobre la conveniencia de seguir trabajando de forma independiente me topé con Coursera y me aferré un rato más a la freelanceada. Gracias a no tener que cumplir con un horario laboral pude tomar los cursos Historia del Rock I y II de la Universidad de Rochester y obtener un diploma con honores desde la comodidad de mi sofá.

Coursera es una plataforma que aún hoy ofrece cursos gratis en línea impartidos por las mejores universidades del mundo. En ese momento, de entre toda su oferta opté por inscribirme con el profesor John Covach y aprender cómo se desarrolló el rock en Estados Unidos a partir de la década de 1950: un género musical mezcla de pop, rhythm and blues, country y western, asociado con la rebeldía juvenil y popularizado por músicos como Elvis Presley, Chuck Berry, Buddy Holly, Bob Dylan, The Beatles, The Rolling Stones, The Who, Jimi Hendrix, Cream…

Era de lo más divertido. La dinámica consistía en ver el video con la clase de la semana, escuchar las canciones mencionadas, investigar sobre las bandas, leer las lecturas recomendadas y responder cuestionarios; así durante semanas hasta que el curso concluía y se presentaba un examen final. Lo mejor era que, si bien había foros de discusión y hasta grupos de Facebook, no era necesario interactuar con ningún compañero de clase.

Ahora que tengo un trabajo fijo y que me pagan puntualmente mentiría si digo que extraño desempeñarme laboralmente en pijama, pero de vez en cuando le echo un ojo a los cursos en línea y sí echo de menos no estar lo suficientemente free como para inscribirme de nuevo con Covach y especializarme en El Cuarteto de Liverpool, Sus Satánicas Majestades o algún otro grupo que enriquezca mi espíritu.

También lee: Los golpes de la vida