Ciudad de necios | Frente por un hueso

aferrándose al hueso

Necios que creen que aferrándose al hueso lo obtendrán. No. Los huesos se erosionan, se hacen polvo.

¿Por qué cuesta tanto trabajo en los partidos políticos hacer a un lado ambiciones personales y de pandilla por el bien de una mejor CDMX? Porque son miles de millones de pesos los que esos grupos podrían perder y muchos años de cárcel los que tendrían que pagar. Más vale quedarse el negocio del gobierno en las manos a que otro venga a gobernarles. Por eso me decepciona el frente, porque buscan conservar su poder y sus huesos a cambio de que se vaya a la chingada CDMX. El ménage à trois del PAN, PRD y MC sonaría fantástico si la agenda de los chilangos (infraestructura, derechos, transparencia, rendición de cuentas, educación, impuestos, justicia, acceso a la información…) fuera por delante. Pero no, las negociaciones de estos tres en la cama electoral se centran en repartición de candidaturas a diputaciones, senadurías y delegaciones. A conservar lo más, para cambiar lo menos.

PAN, PRD y MC hacen una especie de horchata para tres que impediría el triunfo de Morena. Decepción. Esta Ciudad de México necesita más. Merecemos más que un acuerdo entre tres cúpulas copulando políticamente. ¿PAN, PRD Y MC acordaron no acusarse ni con el pétalo de una rosa? ¿Es que mágicamente los problemas de la ciudad se resolvieron y nadie es responsable de nada? ¿El PRD es capaz de meter las manos al fuego por todos los funcionarios públicos que en esta ciudad ostentan su logo en la administración pública? ¿El PAN? ¿MC? Díganme, ¿quién va a creer eso de que aquellos tres que durante décadas se odiaron, se acusaron de los peores delitos, se obstaculizaron el trabajo legislativo y se sabotearon administraciones, ahora nos digan que se aman? ¿Qué no nos sentíamos orgullosos de que en esta ciudad había crítica, equilibrios y que si una fuerza política se pasaba de gandalla, había otra que la denunciaba y detenía hasta que rindiera cuentas? ¿Eso se acabó? ¿Se terminaron los problemas? ¿Los perredistas ya no van a denunciar a los delegados panistas de corrupción y los panistas ya no van a señalar delitos cometidos por delegados del PRD? Ah, chirriones. ¿Ya no se puede joder al panista porque ama al perredista que a su vez muere por emecista? ¿Solo porque han firmado un pacto, un frente, una horchata, un ménage à trois, un pacto por no tocarnos, para sobrevivir juntos a pesar de lo podridos? ¿Lo que el PAN no veía como derechos de las minorías ahora ya lo es? ¿O el PRD se volvió mocho? ¿MC se enamoró del Yunque?

¿O a poco no hubo esos acuerdos entre las cúpulas de los tres partidos a la hora de unir sus ombligos electorales? Yo te apoyo, tú me apoyas, él nos apoya, me toca esto, a ti te toca este y a aquel le va a tocar aquel… ¡Ah, pero ni se les ocurra echarnos popó, porque entonces todo se cae! Chido. ¿Creen que los chilangos nos chupamos el dedo? ¿Exactamente en qué son diferentes al PRI y a Morena? ¿Exactamente en cuál de sus prácticas partidocráticas está la importancia de los ciudadanos? En ninguna. Los chilangos solo ponen el varo.

Compartir
Artículo anteriorEl mejor pan francés de la ciudad está en estos lugares
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.