Manual de la unidad nacional

Manual

Algunas instrucciones para levantar la ceja ante la “unidad nacional”.

 

En el Whats
Pongamos una banderita de México en el Whatsapp, eso siempre ayuda para la “unidad nacional”. Esa “unidad nacional” que nadie sabe qué es, ni si estamos unidos en torno a qué, a quién, de a cómo y para qué.

 

Unidad nacioblablabla
Escuchemos hablar al presidente Peña Nieto y sintamos ternura. No hay discurso en el que no pida “unidad, unidad, unidad”. El nuevo rostro del PRI pide unidad como en los viej(ísim)os tiempos. Unidad, ¿hay una palabra más obsoleta que esa?

 

Unidos y felices
Vamos a “unirnos”, o sea ¿cerrarnos? Dado que no nos han dicho en torno a qué fregados estaremos unidos, todas las otras explicaciones son posibles. Como esa de que nos unimos para cerrarnos, unirnos es otra forma de decir que somos una sociedad cerrada, uniforme, lineal, controlada, esa que tanto anhelan los dictadores.

LEE EL MANUAL ANTERIOR DE NACHO LOZANO: MANUAL DE PEÑA CONTRA TRUMP

Opinar
Veamos. Aunque el gobierno federal reculó de última hora con eso de obligar a los periodistas a diferenciar opinión y noticias, la intentona de emitir “lineamientos” usando al Ifetel para “defender a las audiencias” fue un temor a la crítica abierta y libre. ¿A esa unión se refiere Peña? ¿Unión para alinearnos, juntarnos, cubrirnos, defendernos, protegernos, someternos?

 

Curiosa unidad
Preguntemos. ¿Quieren “unidad” para evitar rendir cuentas? ¿No importa si robé, ¡UNIDAD!? ¿No importa si saqueé, ¡UNIDAD!? ¿No importa si mentí en mi gobierno, si engañé, si manipulé, si soy cómplice, ¡UNIDAD!? Si no me quiero unir a la convocatoria de Peña y del PRI, ni a la de los otros partidos ni a la de los otros gobernadores o de los otros saqueadores, ¿soy un traidor? Unidad: es una vieja peligrosa.

 

Compartir
Artículo anteriorEn defensa de la política
Artículo siguiente¿Quién nos defiende de los defensores?
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.