Abasto de agua en peligro en Iztacalco por sobreexplotación de pozo

Fotografía: cortesía. Texto por Miriam Jiménez.

Juan Carlos Granados, vecino de la colonia Nueva Santa Anita, dice que el agua se lleva a un edificio junto al SAT Oriente por no haber infraestructura para recibir y captar el líquido.

Desde septiembre de 2022, comenzó la extracción de agua de un pozo ubicado en la alcaldía Iztacalco, cuyo propósito es dar apoyo al Sistema Cutzamala, encargado de abastecer el recurso hídrico a la CDMX y el Edomex, pero de no tomar las medidas necesarias, su sobreexplotación no sólo representará desabasto de agua, sino también la sequía del pozo. Juan Carlos Granados, vecino de la demarcación, explicó a Máspormás esta problemática y la respuesta de las autoridades.

¿Desde cuándo está este pozo?

Se construyó entre 1988 y 1989, se hicieron los estudios y posteriormente se habilitó en 1990, de acuerdo con el registro del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex).

¿Inicialmente para qué se habilitó?

Se construyó como un apoyo del suministro de Cutzamala, pero en los últimos 10 años, un sector específico de Viaducto Piedad y la totalidad de Nueva Santa Anita, incluidas las unidades habitaciones de La Viga, son suministradas por este pozo.

¿Qué problema se presentó en él?

El 9 de marzo de 2023, vecinos de la colonia Nueva Santa Anita y Viaducto Piedad se percataron de la afluencia de más de 40 pipas con capacidad de 36 mil litros de agua extraídos del pozo. La extracción de agua inició a las 07:50 y terminó a las 16:50, aunque esta actividad se llevaba a cabo desde mediados de septiembre de 2022. Esa vez, alrededor de 900 mil litros fueron extraídos del subsuelo, incluyendo el consumo de las colonias, debido a que el pozo aporta al Cutzamala para abastecer a los hogares.

¿Qué medidas tomaron los vecinos?

Cerca de 200 vecinos nos reunimos en el Centro Deportivo para dar a conocer la problemática y al día siguiente tomamos el pozo en una clausura simbólica para detener su explotación. Las autoridades nos ofrecieron la asistencia de varios funcionarios, entre ellos del Director de Recursos Hidráulicos de la alcaldía Iztacalco, Gabriel Córdova López, pero sin llegar a acuerdo alguno.

Además de la sobreexplotación del pozo, ¿existe otro riesgo para los vecinos?

Como ingeniero civil, conozco el coeficiente de permeabilidad, la consolidación del suelo y qué características posee el limo arcilloso, por lo que esto deja ver que la situación es bastante grave.

¿Saben a dónde se llevaba el agua extraída?

Uno de los vecinos que tuvo un acercamiento con las personas de las pipas indicó que el agua era llevada al edificio que está junto al SAT Oriente, ubicado en el cruce de las avenidas Eje 3 Troncoso y Viaducto Miguel Alemán. Según esto, porque no tienen la infraestructura para recibir y captar toda el agua potable de la que dependen los vecinos.

¿Qué autoridades pudieran estar involucradas en esta situación?

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que debe emitir el MIA (Manifiesto de Intervención Ambiental); y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que emite el Dictamen de Factibilidad Técnica y el Dictamen de Disponibilidad del Recurso Hídrico.

¿Qué solución proponen los vecinos?

La construcción de una trinchera de mil 480 metros cuadrados adjunta al terreno de extracción para que el acuífero tenga una recarga durante la temporada de lluvias y así evitar que el pozo se seque, pero ese terreno está ocupado por una cancha de fútbol, misma que se proponía reubicar en la comunidad del Barrio de Santa Anita.

ESPERAN ACUERDO

El pozo permanece cerrado desde el pasado 13 de marzo y los habitantes de estas colonias siguen a la espera de un acuerdo para que la extracción no les afecte en el suministro del agua ni en la estructura de sus viviendas (que podrían verse afectadas de seguir la sobreexplotación) por el antecedente del suelo.

Si te gustó esta nota y quieres saber más sobre recomendaciones, tips y noticias, suscríbete a nuestro newsletter de Máspormás y disfruta de la mejor información.