¿Qué hay afuera del Metro Miguel Ángel de Quevedo?

“Permita el libre cierre de puertas, gracias”, porque nuestra siguiente estación será Miguel Ángel de Quevedo, el lugar donde puedes comer bien, pasear y cultivarte.

En el sur de la Ciudad de México se encuentra la estación del Metro Miguel Ángel de Quevedo, la cual pertenece a una de las 27 estaciones de la Línea 3 del Metro, o la verde, como mejor te acomode decirle.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: ¿QUÉ HAY AFUERA DEL METRO MIXCOAC?

El icono

Le fue dado ese nombre porque se encuentra en el cruce de las avenidas Universidad y Miguel Ángel de Quevedo; este personaje vivió de 1859 a 1946, fue un importante ingeniero en su época y destacó porque dedicó parte de su vida al estudio de la flora de la ciudad. A este personaje mexicano también se le conocía como “apóstol del árbol”, es por ello que a la estación se le simboliza con un árbol.

Ahora te mostraremos algunos sitios de interés cercanos a esta famosa estación del Metro.

¡Con todo, por favor y para llevar!

Lo primero que verás a las afueras de esta estación son puestos de aluminio donde venden refrescos, dulces, cosméticos, garnachas y por supuesto, tacos al pastor. Son varios los negocios que ofrecen esta delicia callejera, el costo por cada taco va desde los 12 pesos y vienen bien servidos con su salsita y su buena porción de piña.

Librerías 

Sobre la avenida Miguel Ángel de Quevedo se encuentran en conjunto algunas librerías como el Fondo de Cultura Económica, El Sótano y Gandhi; así como un par de librerías de viejo que se dedican a la compra y venta de libros usados con precios que van desde los 10 pesos.

Templo San Antonio Panzacola

Uno de los atractivos que se encuentra a unas cuadras del Metro Miguel Ángel de Quevedo es esta famosa iglesia construida a finales del siglo XVII. Para llegar a este templo no necesitas tener alguna inclinación religiosa, vale mucho la pena que te des una vuelta para apreciar su arquitectura. Sobre su construcción hay dos versiones de historias: una dice que fue mandada a hacer por el conquistador Pedro de Alvarado, y la otra cuenta que una familia acaudalada la construyó como pago de una manda a San Antonio.

 Puente de Panzacola

Además de visitar la iglesia bien valdría la pena tomarte una selfie en el puente que se encuentra junto a ella, el cual inspiró al artista José María Velasco para hacer una representación del lugar.

Dónde: Avenida Universidad, col.Barrio de Santa Catarina, Coyoacán

Calle Francisco Sosa

Junto a la iglesia de Panzacola comienza una de las calles más bellas de nuestra ciudad, Francisco Sosa. Esta importante vía fue trazada hace más de 450 años con el objetivo de comunicar al barrio de Coyoacán con el Pueblo de San Ángel.  Al caminar sobre ella y ver sus antiguas casonas es como ir al pasado y revivir los tiempos cuando esta zona solía ser el lugar de descanso de fin de semana de varios capitalinos.

Museo de la acuarela 

Aunque se encuentra un poco escondido, otro de los sitios al que puedes acudir saliendo desde el Metro Miguel Ángel de Quevedo es el Museo de la Acuarela. Este museo se fundó en 1967 por el artista Alfredo Guati Rojo. En este lugar se ofrecen clases y talleres de acuarela para niños y adultos.

 Dónde: Salvador Novo 88, col. Barrio de Santa Catarina, Coyoacán.

(Fotos: Dulce Ahumada y Cortesía) 

Compartir
Artículo anteriorMercado de las flores en la Merced
Artículo siguienteCambian las reglas del juego
Periodista en formación, egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo, de la FES Aragón (UNAM). Amante de la buena música, el cine y el café.