Arma tu plan y recorre la ciudad por menos de $250

La Ciudad de México puede ser la entidad más pequeña del país, pero sin duda es una de las más diversas y siempre podrás descubrir lugares nuevos para visitar. Por eso, aquí te dejamos algunas sugerencias para que te animes a recorrer la ciudad con tan sólo $250 en la cartera, o menos.

1. Plan Clásico

Todo amante de la ciudad sabe que el Centro Histórico es el clásico de todos los recorridos y qué mejor lugar para empezar, pues es la parte más antigua de la Ciudad de México y también es la que contiene algunos de los tesoros arquitectónicos y culturales más apreciados del país.

Para empezar el día con el pie derecho, date una vuelta en la Alameda Central, el parque público más antiguo de la Ciudad de México y uno de los lugares más entrañables para todos los chilangos. Creada en el siglo XVI por el Virrey Luis de Velasco, acá podrás pasear entre sonideros, declamaciones de poesía y actos teatrales improvisados. Si vas sin desayunar, visita una de las cafeterías tradicionales en el centro, ya sea que escojas el Café de Tacuba, El Popular o te vayas a la Casa de los Azulejos, no habrá manera de que elijas mal entre los establecimientos más antiguos de la Ciudad.

De ahí, lánzate a la Torre Latinoamericana, un clásico para todos los turistas, ya sea que te vayas directo al mirador con tu cámara en mano, o pases a alguna de las otras actividades que este lugar tiene para ti, sin duda pasaras momentos llenos de diversión. Después te recomendamos pasear por el corredor peatonal de Madero donde verás infinidad de tiendas y estatuas vivientes. Y ya que estás por ahí, no te olvides de pasar a uno de los museos más jóvenes del Centro, el  Museo del Estanquillo y conoce la colección de su fundador, Carlo Monsivaís, son más de 20,000 piezas que incluyen fotografías, documentos, miniaturas y maquetas. No te pierdas la terraza que además de brindar una espléndida panorámica es escenario de foros, talleres y espectáculos.

No te olvides de pasar al Templo Mayor y visitar el Museo de Sitio, pues en este espacio descubrirás miles de piezas prehispánicas halladas durante más de 36 años de excavación en las ruinas de lo que fuera el edificio más grande e importante de México-Tenochtitlán. Entre los monumentos que no puedes dejar de admirar destacan el monolito de Coyolxauhqui y el imponente relieve de Tlaltecuhtli. En caso de que te quedes con ganas de más, busca las ventanas arqueológicas en el Centro que te permitirán “asomarte” a tiempos del México antiguo y Colonial. Para que tengas algunas seguras, te recomendamos las que se encuentran en el atrio de la Catedral Metropolitana, el Palacio del Arzobispado en la calle de Moneda y el Centro Cultural España.

Si llevas un poco de dinero extra, lánzate a la Ciudadela y compra una de las artesanías  que este lugar exhibe: desde piezas de todo el país,  textiles y hamacas hasta esculturas, muebles y joyería, por lo que es muy visitado entre turistas nacionales y extranjeros. Para los amantes de las letras, una alternativa es darse la vuelta en las librerías de “viejo” en Donceles, una de las calles más conocidas por su oferta de libros antiguos, una tradición desde tiempos de la Colonia, acá seguro encuentras el título que andabas buscando o, mejor, alguna primera edición para tu colección.

Para cerrar con broche de oro, nada como hacerlo en la compañía de unos mariachis y unos tragos en la Plaza Garibaldi, y el Salón Tenampa es uno de los mejores, aunque aquí encontrarás más de uno y seguro que te animas a cantar con alguna de las agrupaciones que se concentran en la zona.

2. Plan Chilanguitos

Si ya estás pensando en actividades para entretener a los más pequeños de la casa, no te compliques la vida, empieza por el Bosque de Chapultepec, el más antiguo de la ciudad y uno de los más grandes. Aquí encontrarás una amplia cartelera de actividades culturales y recreativas, pensadas para toda la familia, así que te divertirás tanto como los chiquitines, además de que seguro todos aprenden algo nuevo.

Te recomendamos empezar por el zoológico, un espacio para que los niños conozcan la biodiversidad no sólo de México, sino del mundo, ya sea con visitas guiadas, rallys, documentales o de tu mano, aquí pasarán un buen rato sin preocuparte por el costo, ya que la entrada es gratuita. Después puedes visitar el parque infantil La Hormiga, donde hay juegos para todas las edades, incluyendo una tirolesa, que a todos los niños les encanta; mientras que los grandes podemos descansar en las bancas y recargar energías con una buena comida.

La visita a uno de los cinco museos del Bosque es un obligado, aunque el Castillo de Chapultepec suele ser el más visitado, nosotros te recomendamos el Museo del Caracol, un espacio de cuatro pisos que narra la historia de México mediante elementos didácticos como dioramas, maquetas, retratos, mapas y documentos, haciéndolo un lugar único en su tipo. La entrada tiene un costo de $41, pero hay descuentos para estudiantes, personas de la tercera edad y niños.

Te sugerimos revisar la cartelera cultural del Bosque de Chapultepec porque seguro encontrarás más de una pensada para los pequeñines, pero si se te pasa, seguro que encuentras una en la Quinta Colorada, un espacio en el que se presentan diversas actividades culturales como talleres, conciertos, cine y cuentacuentos, entre otros.

Antes de irte, nada como dar la vuelta al lago en las lanchas, los precios varían según el tamaño de la lancha, o si es con pedales o con remos. Hay para dos, cuatro o cinco personas, desde $50 hasta $100 por lancha por hora, y kayaks para una o dos personas, con un costo de $40 y $60. Si es tu primera vez, te recomendamos las de pedales, porque de lo contrario, seguramente te pasarás la mitad de tu tiempo dando vueltas en círculo.

3. Plan Turista

La Ciudad de México es una de las más disfrutables del mundo para los turistas, tanto, que el año pasado fue declarada el principal destino turístico por el New York Times y con la amplia gama de actividades, historia y tradiciones, cómo no serlo. Si estás por recibir a alguien que viene de visita o tienes ganas de volverte turista en la ciudad, aquí algunos de los puntos que no puedes dejar de visitar.

Para empezar el día, la mejor opción es visitar la Villa de Guadalupe, pues sin importar tus creencias religiosas, tienes que conocer el segundo santuario de mayor peregrinaje del mundo y no hay mejor manera que hacerlo por la mañana, aprovechando para desayunar las famosas gorditas de nata. Sin duda, aquí el imperdible es la moderna Basílica de Guadalupe, obra del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, pero la Capilla del Cerrito donde, cuenta la leyenda, ocurrió “el milagro de las rosas” y la Capilla del Pocito son espacios que también vale la pena visitar.

De ahí, puedes tomar el Metro de la Línea 3 y transportarte a Tlatelolco, donde se encuentra la Plaza de las Tres Culturas, un espacio que reúne tres etapas históricas de México: Tenochtitlan, Conquista y México Moderno. Aquí podrás ver la zona arqueológica de la cultura mexica, un convento, el templo de Santiago, el Centro Cultural Universitario y el Memorial del 68; lo mejor es que todas estas actividades son completamente gratuitas, así que es un plan bastante accesible.

El siguiente punto es Paseo de la Reforma, donde encontrarás tiendas, museos, parques y algunos de los monumentos más emblemáticos del país, como el Ángel de la Independencia; puedes llegar tomando el camión que va al Centro Comercial Santa Fé (son 12 paradas). Si quieres impresionar a tu acompañante, tramita tu permiso en la oficina del Patrimonio Cultural de la Delegación Cuauhtémoc para subir al mirador, donde podrás disfrutar de una vista privilegiada de nuestra ciudad, que incluye el Bosque de Chapultepec, los rascacielos, parte de la zona norte y poniente de esta gran metrópoli.

Otro lugar que es una visita obligada de todo turista es el Polyforum Siqueiros, un recinto en donde se realizan actividades de carácter cultural, político y social. Ubicado a espaldas del World Trade Center, la fachada expone el mural más extenso del mundo, pues toda su estructura está decorada por la obra de David Alfaro Siqueiros. Si asistes en fin de semana y llegas antes de las 14:00 horas, pregunta por el espectáculo de luz y sonido, cuyo costo es de $60 y en el cual podrás escuchar la descripción del mural “La Marcha de la Humanidad” en la voz del maestro Siqueiros, mientras gira la plataforma del Foro Universal.

Ya para la hora de la comida, lánzate en Metro al mercado del Centro de Coyoacán, donde seguro encuentras algún antojito que llame la atención de tu paladar y después puedes darte una vuelta por los alrededores. Ya sea que vayas a la Casa del Artesano, al Jardín Centenario, a los Viveros o al Museo Casa Azul, aquí disfrutarás de historia, arte e infinidad de tradiciones, un punto ideal para cerrar con broche de oro.

 

(Fotografías: Cortesía)