¿Se te antoja una pancita? Checa estos lugares en la CDMX

Puedes pedir la pancita con lo que tú quieras

¿Qué tal un plato caliente de pancita para comer después de la fiesta? Este platillo mexicano es un clásico levantamuertos. Prueba estos lugares donde el también llamado menudo es el atractivo principal

Pancita Huipulco

¿Tienes antojo de pancita? Prueba estos lugares en la CDMX

Su especialidad es, como su nombre lo dice, la pancita. En promedio te gastas $150 y el plato está muy bien servido. El sabor que tiene es fuerte y casero, y lo puedes acompañar con unos sopes o unos tacos. Si tienes antojo de otra cosa, también hay consomé de pollo, sopa de hongos, enchiladas y más. El ambiente del lugar es familiar y abre de lunes a domingo de 7 a 18 horas.

San Juan Bosco 36, Huipulco

El Matador

Puedes pedir la pancita con lo que tú quieras

Puedes pedir la pancita con lo que tú quieras, el plato es grande y lo sirven a tope. El precio depende del tamaño, pero en promedio gastas alrededor de $120. Abre todos los días de 7 a 20 horas y es perfecto para desayunar con tus amigos después de la fiesta. También puedes pedir otros antojitos como pozole, carnitas y sopes. Para acompañar, hay desde cerveza de barril hasta café de olla.

Priv. Antonio Maceo 5, Tacubaya

Rica Pancita Anita

Pancita Anita tiene más de 60 años vendiendo pancita

Este lugar tiene más de 60 años vendiendo pancita. Debes de ir temprano, porque se termina rápido. El horario es de 8:30 a 13:30 horas. Puedes pedir con surtida o con la carne que más te guste. Una de las características del lugar es que ofrecen refill. De postre, y aunque parezca una combinación extraña, puedes pedir churros. En la pared hay fotografías de las personalidades que han comido ahí.

Buen Tono 26, Centro

La Pancita

La pancita es el clásico platillo levantamuertos

Si eres de buen comer, ordena el plato grande de pancita. Escoge si lo quieres con callo, libro, tripa, pata o surtida. De lunes a viernes puedes acompañar con quesadillas, gorditas de chicharrón, huaraches y sopes. Además, los fines de semana hay enchiladas y tacos. El horario es de 8 a 14:30. Llega a buena hora para que no tengas que esperar mesa y porque la pancita se acaba temprano.

Puebla 394, Roma