Estados Unidos según Chesterton

Hace casi 100 años, en 1921, el escritor inglés Gilbert Keith Chesterton, invitado por un conjunto de universidades norteamericanas, viajó a Estados Unidos para impartir una serie conferencias.

El autor de El hombre que fue jueves aprovechó la experiencia para redactar un grupo de crónicas y reflexiones sobre lo visto en su trayecto. Armado con dos bastones, se dedica a comparar todo aquello que encuentra en su camino con lo que hay de vuelta en casa: la gente, sus costumbres, sus actitudes, los edificios…

“Existe una auténtica ventaja que América posee sobre Inglaterra, y ésta en gran parte se debe a su ideal más vivo e influenciable. América no cree que la estupidez sea práctica. No cree que las ideas sean cosas meramente destructivas. No cree que un genio sea solamente una persona a la que se le dice que vaya a devanarse los sesos; más bien le ofrece toda su maquinaria y le pide por favor que se devane los sesos”, dice el británico en las páginas de este libro.

Escribe sobre política, y aprovecha, también, para mostrar su sorpresa al no encontrar ninguna taberna durante su viaje, o al hallar un único tipo de hotel por todo el territorio norteamericano, inmenso por lo general, con el mismo diseño, como si fuese hecho en serie, con esa tendencia hacia la uniformidad.

Lo mismo escribe sobre Henry Ford que sobre la libertad de expresión de la prensa norteamericana, y aunque el principal escenario de sus crónicas es Nueva York, Chesterton también habla sobre Boston y Washington, o sobre el bosque lleno de estrellas y el Medio Oeste inundado de graneros.

El libro, oportunamente publicado por Almadía, es parte de la colección Cartografías y viene acompañado por un prólogo del escritor argentino Patricio Pron.

webLo que vi en América

G. K. Chesterton,

México, 2016

Almadía

372 páginas

$299