Detrás de los viajes de la ilustradora Frannerd

La reconocida ilustradora chilena Frannerd visitó por primera vez la Ciudad de México y se reunió con sus fans mexicanos.

Como parte del proyecto de Pictoline “Global Residency”, la ilustradora Fran Meneses pisó tierras mexicanas por primera vez y lo hizo de una manera muy especial: con una pequeña reunión con sus fans en Vértigo Galería.

Ante las más de 80 personas que se congregaron, y con la ayuda de diapositivas con sus ilustraciones, Fran habló detalladamente acerca de su trabajo; en específico de su diario de viaje, el cual se convirtió en la novela gráfica A punto de partir.

En su presentación mostró varias partes de su diario y la manera en cómo quedaron plasmadas en el libro. Explicó todo el proceso que enfrentó para perfeccionar su trabajo dándole esas características necesarias para que el lector la conociera a ella, el motivo y las consecuencias del viaje.

Alta, de piel blanca y cabello rosado, Frannerd es originaria de Chile pero, por circunstancias de la vida, tuvo la oportunidad de viajar a varias ciudades como Colonia, Berlín y París. Ella confiesa que, más allá de ser un viaje para recorrer el mundo, fue toda una transición emocional. “No todos los viajes tienen que ser complejos. Pero el viaje que hice en mi luna de miel fue un viaje emocional muy importante en el que nos dimos cuenta (su pareja y ella) que nos íbamos a ir de Chile”.

Tras dejar su país natal, comenzó a mejorar sus ilustraciones y su técnica. Aprendió nuevas cosas e incursionó en el mundo de Youtube, pues hasta entonces había muchas personas hablando de infinidad de temas, excepto de ilustración.

Durante el evento explicó que sus imágenes están inspiradas en la cotidianeidad, en lo que vive día a día. “Cuando uno es ilustrador debe hablar de lo que observa, así mismo sucede cuando escribes. Yo aprendí mirando, es importante ver todo: cómo se para una persona mientras espera el bus o cómo se comporta en una fiesta”, explica.

Afirma que desde el principio quiso mostrarse honesta con su trabajo y con lo que quiere hacer, pues ama ser ilustradora. En el lugar donde esté siempre procura aprender cosas nuevas. Por supuesto en la capital no dejará de hacerlo.

“Ahora que estoy en México he probado otra paleta cromática, que está muy fuera de mi área de confort. En lo general me encantan los colores pasteles y súper diluidos. Para mí esta nueva paleta es mega fuerte, son colores muy brillantes. Pero me gusta mucho ver el trabajo de la maravillosa Frida Kahlo y los colores que se ven cotidianamente aquí”.

Un sabio consejo

Algunos (si no es que la mayoría) de los asistentes tienen grandes aspiraciones para ser ilustradores y no dudaron en preguntarle a Fran todas sus dudas acerca de su trabajo, como el motivo de sus creaciones, la manera en que ha logrado llegar tan lejos y lo que hace cuando la inspiración simplemente no llega.

“Cuando necesito motivación trato de salir, sentarme en un café, en un parque o ir a la casa de otra persona y trabajar con una amiga. Por lo menos para mí, el cambiar de contexto es muy motivador o ir con una persona que también esté luchando por sus sueños. De esas personas hay que rodearse. Pero si lo intento y no llega la inspiración es mejor no forzarlo y tomarse un descanso”, afirmó.

De igual manera reafirmó la importancia de encontrar un estilo propio, como lo hizo ella. Procurar no imitar el trabajo de otros sino hacer algo algo único que te distinga de los demás.

Además aprovechó la ocasión para hablar del nuevo libro que está haciendo con Ed. “Estamos haciendo un libro sobre la amistad porque nos dimos cuenta que los libros de ese tema son sólo para niños; pero olvidan que los adultos también tenemos crisis sobre las amistades”, confiesa entre risas.

(Fotos: Karla Almaraz y cortesía)